lunes, 2 de abril de 2012

The Beatles. Not for sale

Casi como celebrando las más de mil páginas visitadas en menos de un mes que ha alcanzado este humilde blog de los Beatles, me reuní con un par de amigos de la infancia para lo que denominamos la "Primera Escarabajada Pop de Buenavista". Nos fijamos ensayar un repertorio corto pero contundente: It´s only love, She´s a woman, I´m so tired, Savoy Truffle, For you blue, While my guitar gently weeps, Oh Darling, I follow the sun, I´m a loser y poco más.

Enseguida pudimos sacar algunas conclusiones. La primera de ellas es que hay canciones de los Beatles aparentemente sencillas, pero cuando estás "dentro de ellas" intentando interpretarlas descubres una compleja línea de acordes con los que resulta realmente dificil llegar a ese matiz característico de la canción. Por el contrario, piezas que al escucharlas parecen resueltas con bastante barroquismo, descubres que éste consistía en dos acordes capaces de envolver a toda la melodía. En fin, una interesantísima paradoja creativa. 

Una segunda conclusión tiene que ver con la confluencia de aptitudes en los fab four. Creo que es realmente extraordinario encontrar en un mismo músico capacidad creativa y virtuosismo como instrumentista (Eric Clapton o Mike Knopfler tendrían este perfil). Reunidas ambas cualidades, arte y artesanía, supongo que la probabilidad de que, además, se posea una voz prodigiosa es como hallar vida extraterrestre. Si a esto unimos que no hablamos de un individuo, sino de dos. Y que ambos nacen en Liverpool, en la misma época, se conocen y forman un grupo,..en fin, calculen las probabilidades (nunca se lo pagaremos suficientemente a Ivan Vaughan, ver entrada al respecto). Y es que para cantar en el mismo tono lo que hacían Lennon y McCartney (Harrison tenía un registro más corto) es necesario llevar un bote de píldoras de propóleo en la cajita de las púas de la guitarra y destrozarse literalmente la garganta sabedores de que el resultado vocal es francamente discreto. Eso sí, estuvo genial y jamás lo colgaremos en You Tube.


5 comentarios:

  1. Todo ciudadano civilizado debería ser capaz de subirse a una banqueta y hacer una versión de los Beatles, aunque fuera el Yellow Submarine. Y toda cuadrilla de amigos debería hacerlo en grupo. En fin, una gozada.

    ResponderEliminar
  2. McCartney sí es un instrumentista, si no virtuoso, al menos brillante con el bajo. Pero el pobre Lennon, virtuoso... Era un genio componiendo pero muy limitado técnicamente con la guitarra.

    ResponderEliminar
  3. No comments. (I don´t want to spoil the party)

    ResponderEliminar