sábado, 5 de mayo de 2012

Beatles vs. Rolling Stones

En un reciente artículo de Andy Robinson, enviado especial de La Vanguardia en Liverpool, declara que el estereotipo mundialmente extendido, aunque en Liverpool no se lo cree nadie, de "Beatles buenos chicos" - "Roling Stones malos chicos" no es sino el producto de sendas estrategias de marketing de sus respectivos road managers. La verdad es que la bondad y la maldad como virtudes éticas dicotómicas y contrapuestas es un brochazo demasiado gordo como para definir a nadie. Sería mejor hablar de la música que hicieron y, sobre esta cuestión, me vale como paradigma las declaraciones del propio Richards calificando de "montón de mierda" su propio álbum "Satanic Majesties", una pésima imitación del estratosférico Sgt. Peppers

En todo caso, el problema de esa estrategia de mercadotecnia, según Robinson, era que los Beatles no acabaron de adaptarse al estereotipo que Epstein había diseñado encaminado a que la banda fuera del gusto hasta de las abuelas de la casa. A este desajuste sin duda contribuía el LSD: "Lennon componía canciones que llevaban a los Fab Four a lugares oscuros que los Stones jamás alcanzarían". Let me take you down, cause I'm going to Strawberry Fields, nothing is real and nothing to get hung about...

Concluye Robinson su artículo diciendo, y yo no podría estar más de acuerdo, que en comparación con temas como For the Benefit of Mr. Kite, los Stones parecían un grupo del montón con un rock cada vez más previsible.

En fin, no se me reprochará ambigüedad con respecto a mi posicionamiento.

Album de versiones de ambos grupos por otros artistas

8 comentarios:

  1. Está claro que el marketing interesado, generó una imagen, unas etiquetas que resultaron difíciles de quitar a la larga. Es como el tópico, lamentablemente muy extendido, de que Lennon era el duro, el rockero y Paul el blando, el de las baladas...

    De todas formas, la relación entre ambos grupos era excelente, con un respeto mutuo enorme, llegando a ser fuente de inspiración los unos de los otros.

    Decir que, pese a ser yo mucho más pro Beatles, es el grupo de mi vida actual y de anteriores reencarnaciones, si hay otro que se acerca a ellos con peligrosidad y que puede presumir de tener un descomunal e inhumano arsenal de canciones son los Stones. Mi tercer grupo en discordia sería Led Zeppelin.

    De todas formas, la fusión Beatles + Rolling Stones hubiera dado el grupo perfecto. Un "perfecto" más allá de lo racional...

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada pide el vídeo de All You Need is Love con Mick cantando los coros entre el público.

    ResponderEliminar
  3. Oído cocina.

    http://www.youtube.com/watch?v=r4p8qxGbpOk

    ResponderEliminar
  4. Eduardo San Juan6 de mayo de 2012, 11:01

    En la grandiosa película de Milos Forman, Amadeus, Salieri, amargada vejez, se lo hace con su música y la de Mozart a un curilla que se le acerca: ofrézcanse unas pocas notas de algunas canciones de ambos grupos a cualquier persona del mundo y de los Beatles seguirán tarareando decenas de ellas y de los Rolling después de Angie y de Satisfaction se quedarán probablemente mudos.

    Ponerlos a jugar en la misma división aunque fuera oponiendo sus supuestas cualidades morales es una grtan jugada de marketing...para los Rolling.

    ResponderEliminar
  5. Ya te dije hace tiempo que habíamos coincidido en el nombre del blog, pero no solo en eso. Fíjate en el enlace ( y en el título de la entrada) que te adjunto. En él expongo mi opinión.

    http://ppk-palabrasobrepalabra.blogspot.com.es/2011/08/beatles-vs-rolling-stones.html

    ResponderEliminar
  6. Ahí le has dado. Por supuesto suscribo todo lo que dices. Esto es lo que se llama interbeatleconexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discrepo por completo de lo que dice Eneko. Los Stones superan ampliamente a The Beatles en una sola cosa: los Stones son la mayor y más brillante operación de mercadotecnia de todos los tiempos. Ni el logo es de ellos, sino comprado.
      Todos sabemos que la rivalidad nunca existió (en lo musical, sería como comparar una película de Hitchcock o Howard Hawks con alguna de las Torrente. En lo personal, puede que sean hasta simpáticos; al cabo, los Stones eran unos pijos que podían comprar discos), pero claro, si en un mismo titular de prensa, en el 64, 65, 66, aparecía cualquier nombre (de persona o grupo o...) junto a la palabra Beatles, el que veía su nombre junto a la palabra mágica sabía que miles, decenas o cientos de miles iban a leer sobre él por el mero hecho de que todos los lectores querían saber que pasaba con The Beatles.
      Desde mi punto de vista, los Stones solo despegaron porque alguno de ellos (más bien, supongo, alguien cercano a ellos) se dio cuenta de que las miguitas de que su nombre apareciera junto al mágico de The Beatles les iba a reportar más fama y por tanto dinerito que todo lo que pudieran esperar de sus casi siempre mediocres o malas grabaciones. Prueba de ello es que en 50 años de carrera apenas han hecho 15 o 20 canciones buenas, pero eso, en 50 años huele a timo. Charlie Watts lo sabe.
      Por cierto, John dijo lo de la fama y Jesucristo y se lía la marimorena, Los Stones dicen que son Their Satanics Majesties, supongo que buscando provocar, y a nadie le importa una higa. ¿Cuál es el peso de los Stones?
      Lo dicho, pura y solo mercadotecnia, y eso sí lo admiro en ellos y su entorno
      Y para escuchar blues (¿hacen blues los Stones?), me quedo con John Mayall y Eric Clapton.

      Eliminar
    2. Yo incluso me he acercado a los Stones de manera positiva, predispuesto a que me gustaran. Pero nada, no hay forma. Me suena todo igual.

      Eliminar