miércoles, 2 de mayo de 2012

LET IT BE?

Hace algunos días publiqué un post dedicado a uno de mis discos favoritos de los Beatles, Beatles For Sale. Reconocía entonces que suele ser considerado por algunos críticos, entre los que se encuentran seguidores de este blog, como una obra menor dentro de la intensa discografía de los Fab Four. En todo caso expuse las razones de mi posicionamiento.
Hay otro disco del que también hemos hablado que, no en pocos foros, es considerado "el peor disco de los Beatles". El titular de un artículo de la edición española de Rolling Stone de diciembre de 2010 rezaba, "Let it Be: La oveja negra de una discografía insuperable".
Las razones son de todos conocidas y, además de la post-producción fallida de Phil Spector (siempre nos quedará Let it Be, ..Naked) en la Wikipedia, las resumen así: "Las sesiones de lo que iba a ser el nuevo disco de The Beatles, titulado provisionalmente Get Back, empezaron el 2 de enero de 1969 en los estudios cinematográficos de Twickenham de Londres, siendo el director Michael Lindsay-Hogg el encargado del rodaje del documental. Sin embargo, bien pronto se vio que la dinámica no ayudaba a la estabilidad del grupo. Por un lado, las condiciones no eran las más adecuadas para The Beatles, acostrumbrados como estaban a trabajar en los estudios de EMI a sus anchas y durante largas sesiones nocturnas que se extendían a menudo hasta la madrugada: los estudios de Twickenham eran muy fríos y tenían mala acústica, y al tener que contar con el equipo de grabación del documental, tenían que ensayar durante la mañana y la primera parte de la tarde. Además, los ánimos del grupo estaban cada vez más tensos: de los cuatro, sólo Paul McCartney mostraba interés por sacar el grupo hacia delante y ofrecer un producto de calidad; John Lennon pasaba por una etapa de adicción a las drogas que redujeron al mínimo su interés por la música de la banda, mientras que George Harrison, consciente de su valía como músico y compositor, se consideraba menospreciado por sus compañeros". Nada que añadir al comentario...

Bueno sí. Claro que hay que añadir algo. Solo un matiz, y es que en la edición del 2003, la revista citada anteriormente colocó a Let it Be en el puesto 86 de su lista de los 500 mejores discos de todos los tiempos.
Como convenimos cuando me referí a Beatles For Sale, cualquier grupo que hubiera inventado Across the Universe, Let it Be, The Long and winding road o los insuperables rocks I've got a feeling con su fusión Lennon-McCartney (como en los viejos tiempos) o Get Back, a ritmo de tren, en el que Paul se inventa un nuevo recurso vocal cuando ya pensábamos que entre la naturalidad de Eleanor Rigby, el desgarro de Oh Darling , o el agudo imposible de Got to get you into my life, sus cuerdas vocales ya no podían sorprendernos más,..si otro grupo nos hubiera regalado esto, decía, también hubiera alcanzado la gloría.


Los cuatro beatles durante las sesiones de Let it Be cada uno cansado del resto




8 comentarios:

  1. A mí no me parece el peor disco del grupo. Creo que los dos primeros y el cuarto son bastantes peores que este. Coincido contigo en que algunas de las canciones que citas son obras maestras en manos de cualquiera. A las que añado dos de mis favoritas: "Two of us" (con los dos en un solo micro) y "I me mine", una canción preciosa de George.

    ResponderEliminar
  2. Sí, tienes razón. ¿Sabes qué me pasa?,..que los dos primeros los considero como "tomando impulso", incluso teniendo en cuenta a Please, Please Me, una de las que aparecen en las listas de los mejores temas de los Beatles. Tampoco suele considerar en mis "auto-ranking" Yellow Submarie, y eso que tiene ese rock genial "Hey Bulldog". Y es que, como decía Abraracúrcix, si la materia prima es buena...

    ResponderEliminar
  3. Me alegra esa coincidencia en el caso de "Hey Bulldog", sin duda el mejor tema del disco; pero el "Yellow submarine" no lo considero un álbum, sino una suma de canciones, con algunos añadidos antiguos y una cara B (se me notan los años) orquestada.

    ResponderEliminar
  4. Yo es que nunca entendí la crítica tan negativa a este album, al margen de la producción de Spector y el "relleno" con obras Maggie Mae, Dig It o One After 909. Hay fácilmente siete temas de los doce que lo componen que podrían estar presentes en un supuesto disco con las 30-40 mejores canciones del grupo. Y eso, hablando de The Beatles, es mucho decir.

    ResponderEliminar
  5. Para mí, "Let It Be" es claramente un pestiño. Un pestiño hecho de excelentes canciones, pero un pestiño de cabo a rabo. Es misterioso cómo se puede hacer un mal disco con buen material y tocar el cielo con otro -Revolver- del cual César no ha elegido ninguna canción para su lista de 10 favoritas.

    También es misterioso cómo la historia afecta no sólo a la valoración que hacemos de los discos, sino a su propia calidad. Los primeros discos transmiten verdad y entusiasmo, no importa lo pueriles que puedan ser las composiciones, e incluso aunque los LPs eran menos importantes que los singles en esos años pre-Sgt.Peppers, mientras que "Let It Be" supura mal rollo por todos los microsurcos. Todavía, "Please, Please Me" es una canción joven e insuperable.

    Por cierto, se me hace difícil asumir que ninguno de estos tipos agotados y vacíos de 1969 había cumplido todavía los 30 años. Les pasó como a Guardiola, que se sentían vacíos, pero con la mejor edad todavía para haber triunfado en el fútbol. Imaginaos lo que debe ser dejar a los Beatles con 28 años. ¿A qué te dedicas después?

    ResponderEliminar
  6. Pestiño:
    1. m. Fruta de sartén, hecha con porciones pequeñas de masa de harina y huevos batidos, que después de fritas en aceite se bañan con miel.
    2. m. coloq. Persona o cosa pesada, latosa o aburrida. Esta novela es un pestiño.
    Lógicamente, me quedo con la primera acepción, incluso para describir Let it Be.
    Pero vamos por partes. Queda claro que nos movemos en un escenario de "discografía insuperable" en el que el juego consiste en matizar, señalar sutilezas, sin salirnos nunca de la excelencia. Y, claro, pasé por alto Please Please Me como álbum cuando lo cierto es que señalé al tema como una de mis 10 canciones favoritas.
    Y el caso es que, efectivamente, no señalé ninguna de Revolver, mi álbum favorito en el que, paradojicamente, se encuentra una de mis canciones menos apetecibles Tomorrow never knows,..¿qué quieren?, misterios de la media aritmética.

    ResponderEliminar
  7. Odio este tipo de listas. Las odio desde lo más profundo de mi corazón. Y lo dice un lector asiduo de la Rolling Stone, pero el día en el que hicieron el famoso ranking de los mejores discos de la historia, con The Beatles copando las listas seguidos de Stones, Dylan ...(hasta aquí todo en orden) y en el, creo recordar, décimo puesto veo el Nevermind de Nirvana, juro que casi me estallan los globos oculares...

    Ese disco, noventero, que no está mal, que bebe a mares de grupos añejos como Pixies, estando delante de Led Zeppelin, Doors, Creadence, Queen y miles de discos de grupos memorables en cuanto a significado histórico, hizo que mi odio profundo a este tipo de listas sea absoluto. Dicho lo cual, necesitaba hacerlo, siempre diferencio el legado Beatle en dos partes: antes del 65, después del 65. Obviamente soy del segundo grupo a muerte, y dejando claro que es imposible no encontrar verdaderas maravillas sonoras hasta en el "peor" disco del grupo, para mi Magical Mistery Tour sería su momento más fofo.

    Con material ya lanzado antes, y sin esa redondez que atesoran sus mejores obras. Aunque claro, cuando dices esto de un disco que tiene el I am the Walrus o The fool on the hill, duele hasta escribir esto, pero bueno, es lo que toca. Está claro que sobre gustos tralarí tralará, y que cada uno de nosotros tendremos opiniones diferentes y respetables, pero para mi Let it Be es un gran album, con su bruma tristona y todo, y para nada una obra menor. Lo de Nirvana y su puesto 10, eso sí que es superior a mis fuerzas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso escamilla8 de enero de 2017, 6:02

      Amén hermano. Yo tambio odio, detesto, vomito la absurda sobrevaloracion que tiene nirvana, grupo pedorro que edito solo 3 discos, de los cuales bleach es una mierda, nevermind es mediocre tirando a bueno e in utero que es un disco bueno a secas. La unica explicacion posible es ese afan de los gringos para vanagloriar su inferioridad musical con respecto al reino unido.

      Eliminar