lunes, 14 de mayo de 2012

Qué toca la banda del Sargento Pimienta en dos vueltas y una conclusión

Me provoca PPK con el tema de las actuaciones como instrumentistas de los Fab Four. Dispara este PPK a dar, porque habrá discusión. Es lo que nos gusta en Revolverlosbeatles.
Hay bastante literatura en relación a las habilidades de los Beatles como instrumentistas y, en ocasiones con conclusiones muy contradictorias. Desde virtuosos, a intérpretes mediocres, se puede leer de todo en relación a los Beatles. No somos aquí especialmente integristas, así que trataremos de argumentar una propuesta más o menos equilibrada señalando momentos de especial interés de cada beatle como instrumentista.

Primera vuelta
Empecemos por lo fácil para acabar rápido el primer asalto. Es decir, John Lennon. John no era precisamente un virtuoso de la guitarra, ni del piano, él era un creador. En las memorias de Geoff Emerick ya hemos señalado que se describe constantemente a un Harrison inseguro y errático con la guitarra. Pero no se dice nada de John. Y esto es debido a que sobre él no existía ninguna expectativa como instrumentista, no se le exigía virtuosismo ni eficacia alguna con la guitarra. De él se esperaba la excelencia en el campo de la creatividad. Y desde luego no defraudaba.
Por otra parte, uno de los Fab Four que más críticas injustificadas suele recibir, casi siempre fruto de prejuicios inexpertos, es Ringo Starr. Ringo es frecuentemente descrito como ese músico que “le tocó la lotería” por estar en el sitio adecuado, en el momento adecuado. Pero Ringo Starr fue un gran batería que ha influido en músicos posteriores. Como ya hemos comentado aquí, Phil Collins se reconoce influenciado por su estilo y en su día declaró que “parece sencillo lo que hace Ringo en A day in the life hasta que lo intentas hacer tu”.
Sobre Paul y George no me voy a extender porque en este blog ya he argumentado en diferentes post  mi posición con respecto a sus aptitudes como instrumentistas. Obviamente, Paul está en otro escalón. Ya saben.

Segunda vuelta
Bien, volvamos a John. En mi opinión el disco que mejor define el rol de John Lennon dentro de la banda es Rubber Soul. Al margen de las voces, en 5 de sus temas solo toca la pandereta (sin comentarios). En otros 7 temas cubre el expediente con una rítmica guitarra acústica, más una rítmica eléctrica en The Word.  Y, en fin, en una de sus obras cumbre, In my life, solo canta; no toca nada. Qué es lo que ocurre?, que compone Norwegian Wood, Nowhereman, Girl  o, la citada In my life. No sé si me explico…así era John Lennon. Puede, si acaso, resultarnos curioso en Let it Be con la Steel guitar de For you Blue o haciendo la guitarra solista de Get Back en el tejado, pero John no está llamado a sorprendernos como instrumentista, sino como creador.
En cuanto a Ringo, ya he comentado que está soberbio en A day in the life  y extraordinariamente preciso en la entrada de Come Together. También me parece que hace un trabajo extraordinario de compenetración con Paul en todo Revolver. Y, en fin, especialmente memorable en Tomorrow never knows y Rain.
He oído hablar maravillas a Gary Moore de los riffs de George Harrison en A hard day’s night, en Help, en Nowhereman y estoy muy, muy de acuerdo. Además, claro está, de su guitarra solista en Something. Hay gente que valora especialmente el punteo de While my guitar...pero, en fin, la audiencia potencial de este blog ya sabe que no es de George, sino de Eric Clapton.
Como decía, Paul está a mi juicio a otro nivel como instrumentista, de forma que el catálogo de momentos de gran eficacia como pianista, bajista, guitarrista, etc. tiende a infinito. Así que citaré clásicos como la guitarra acústica en Blackbird, la guitarra solista de Taxman, el bajo, también “solista”, de tantas y tantas canciones,… me viene ahora a la mente, Old Brown Shoe o I want you (she’s so heavy), de su línea de bajo en Something ya hablamos: sencillamente insuperable. Son deliciosas las entradas con piano de Martha my Dear o Lady Madonna, por citar dos. Y, de hecho, a partir del protagonismo que acaba adquiriendo este instrumento sobre todo desde el Disco Blanco, bien se podría recordar a Paul como el teclista de los Beatles.

Una conclusión
Eso sí, supongo que muchos convendrán conmigo en que el cierre de Abbey Road con el solo de batería de Ringo y el “duelo” de guitarras solistas de Paul, George y John que da paso al piano de The End, permanecerá en nuestra memoria musical como uno de los momentos más emocionantes de su discografía. Lamentablemente fue eso, THE END.


37 comentarios:

  1. Así no vale, César. Juegas con ventaja. Como autor del blog y proponer la entrada has agotado casi todos los comentarios posibles. Pero daré mi opinión. Voy a elegir una de cada uno; mañana harè una lista distinta, pero entre tanto material de calidad.
    Batería: sin duda, me quedo con "Rain".
    Bajo: cualquier tema de "Sgt. Pepper". Por ejemplo, "Fixing a hole". Me encanta esa melodía con el bajo.
    Guitarra solista: No sé distinguir qué toca cada uno, pero coincido contigo en el final de "Abbey road". Momento sublime.
    Lennon, voz: "A day in the life" (no solo la voz, evidentemente)
    Bien, todo esto es por abrir el fuego.

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja,...quien golpea primero, golpea dos veces...

    ResponderEliminar
  3. Allá vamos!!...(sonido de corneta invocando a la guerra):

    -Batería made in Ringo: curiosamente opino igual que PPK, en Rain Ringo parece un pulpo del jardín marino, le debieron brotar ocho manos lo menos porque su interpretación es magistral. Nunca le he considerado un batería muy técnico, enormemente creativo e influyente sí, pero en ese tema, y en sus propias palabras, estaba por encima de de sus posibilidades. Y se nota. Ya lo creo...

    -Bajo: Siento una inadmisible predilección por la manera absolutamente divina en la que Paul, que recordemos no era su instrumento, toca el bajo. Miento, no toca, canta con el bajo. Porque Paul crea melodías alternativas con unas lineas de bajo que son sobrehumanas. Y la manera en la que el amigo Emerick logró que se grabara y escuchara el bajo ayudó a incrementar su fuerza. Me quedaría con su bajo en Something, enormemente alabado hasta por un malhumorado Harrison, o (seguro que no está entre las favoritas) Hey Bulldog (escucharla a buen volumen y un buen nivel de bajos y mojar las bragas. Pero escucharla con cascos!! y a poder ser, la última edición reciente, la de la caja negra)

    En cuanto a guitarra, divido entre eléctrica y acústica: me quedaría con las electrificadas de Sgt. Pepper´s, las que abren y sobretodo las de la segunda cara justo antes de A day in the life, (sí, esas guitarras son de Paul, no de Harrison) y en lo que acústica se refiere: hay taaaaantas, y muy obvias, todas las del Album Blanco, pero por variar y no repetirnos, diré una que sin ser tal vez la mejor, me encanta de su carrera en solitario: Jenny Wren...(http://youtu.be/K4w5-XZ244c)

    -John: Ayyy, John, un genio por naturaleza, una fuerza creativa rebelde. Nunca el más técnico, y sin embargo cientos de veces el mejor. Voz: Me quedo con Happiness is a warm gun. Por el espectacular registro que tiene: empieza con una dulce voz, esa inimitable voz de Lennon, suave, emotiva, a mitad de tema ruge el león y al terminar el tema, lo acaba como solo un maestro como él podría hacerlo, en lo alto del Everest. Magistral es poco.

    Guitarras Lennonianas: en acústica, Julia. Bellísima guitarra que fluye gota a gota desde el corazón. Y enchufada: nunca ha sido su fuerte, pero bueno tal vez me quedaría con lo que suena en Yer blues...

    -Harrisongs: En lo que a voz se refiere, y para obviar Something, Here Comes the Sun, Because (que sería de los tres) y compañía, me quedo con Long, Long, Long. Los ángeles deben cantar así. Una delicia sonora.

    Guitarreo: Acústica: Me quedó con For you Blue, me pone mucho esa entrada y ese ritmillo, y en cuanto a eléctrica, no voy a poder evitarlo, el solo de Something, uno de los mejores que se han hecho en el pop. Parece sencillo, pero no lo es.

    En fin, estos son mis principios y si no le gustan tengo otros...y en el caso de los Beatles, con tanto material es casi imposible decidirse o no variar como el clima, de un día a otro...

    ResponderEliminar
  4. ¿Y el solo de "Let it be", versión del álbum homónimo? ¿No os parece que al final, en la nota más aguda, hay un lamento, un quejido, un llanto? Excelso, George.
    Y, por supuesto, armonías vocales: "Because"- Pone los pelos de punta la vesión "a capella".
    ¿Mejor arreglo? "¿"Eleanor Rigby"?

    ResponderEliminar
  5. Acabo de terminar una audición con los cortes que habéis propuesto, prestando especial atención a las pistas seleccionadas.
    Qué puedo decir de esta experiencia estética: The Beatles...el mejor grupo del mundo.
    Y, claro, el mejor arreglo: Efectivamente,...Eleanor Rigby. Cuál sino.

    ResponderEliminar
  6. Eduardo San Juan17 de mayo de 2012, 1:59

    Dos apuntes rápidos: muy de acuerdo con la necesidad de reivindicar a Ringo: es un baterista muy grande, a la altura del grupo. Para mi, la entrada de Strawerry Fields, el fill idóneo a la sorprendente musiquilla con el "nosequétrón" ese que enseña Paul en el documental Chaos and Creation in Abbey Road. Pero respecto a su nivel en general como instrumentistas desnudos es muy bueno, sin entrar en detalles particulares, pero nada más. La cuestión, en mi opinión, es que cuesta separar, y por lo tanto se ve engrandecida, la pura ejecución del grandísimo talento que hay en la música que interpretan y que además es suya. Francamente, son muy buenos, el mejor grupo del mundo, practicamente toda la musica pop/rock posterior se explica gracias a ellos, pero no creo que sean unos virtuosos.

    ResponderEliminar
  7. Eduardo San Juan17 de mayo de 2012, 2:14

    Para rematar mi comentario anterior: cuando Paul hace cosas con el bajo que son más un contrapunto que una linea de bajo, cuando PPk se emociona con el bajo de fixing a hole, lo soberbio es la música, pero, qué se yo Carles Benavent, por decir solo uno cercano cronológica y geograficamente a los que escribiemos en este blog, como instrumentista, es mejor bajista. Por decirlo de otra manera. Yo que soy un guitarrista infame creo que si estudiase y trabajase muchos años podría hacer algún día lo que hacen ellos. Pero en siete vidas que viviese no haría lo que hace Eric Clapton.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, vale, de acuerdo, pero no nos dejemos llevar por este relativismo que nos invade. Todo puede ser cualquier cosa dependiendo con qué lo compares. O dicho de otra forma, como decía el filósofo: Nadie es tan virtuoso que no tenga algo que aprender, ni tan infame que no tenga algo que enseñar. Vale también para las guitarras. Convengamos pues que hablamos del mejor grupo del mundo.

      Eliminar
  8. No viene a cuento, pero quiero compartirlo con vosotros:
    Ejercicio de agudeza visual. Encuentre los (muchísimos) errores.
    Me mandan un mensaje con el texto que pongo justo después y el vídeo de "My sweet lord" en el Concert for George. ¿Cuántas incorrecciones encontráis? No sé quién fue, creo que Eneko, el que dijo el otro día en un comentario aquello de que había muy poco rigor cuando se hablaba de los Fab Four. Todo esto vino a raíz de lo de Linda como "heredera" de la Kodak. El mensaje es:

    ¡¡¡GUAUUUUUUUUUUU...!!!

    Estoy seguro que no a todo el que se le envíe es te correo le gustará, pero eso es el arte.
    A mí me encanta. A los que compartáis mi opinión no tengo nada que deciros, a los que no, ¡ lo siento. !
    Un abrazo para todos.
    Rafa.


    imprescindible leer el siguiente texto.



    Disfruta por favor esta bella canción, te recomiendo que no abras el archivo hasta que hayas leído lo siguiente : SI TIENES UN AMIGO CONOCEDOR, DALE EL PRIVILEGIO DE DISFRUTAR ESTA VERSIÓN ÚNICA. 'Este concierto fue un homenaje a George Harrison, dos años después de su muerte. En la guitarra acústica Eric Clapton, en la guitarra eléctrica el mismísimo hijo de George Harrison, al piano Paul McCartney, en la primera batería Ringo Star, en la segunda batería Phill Collins, en la segunda guitarra eléctrica Tom Petty, al órgano e interpretando la primera voz el increíble Billy Preston.. Entre las vocalistas del coro está Linda Eastman, ex-esposa de Paul McCartney, estuvieron presentes también en ese concierto: Bob Dylan, Ravi Shankar, Jethro Tull y un sin número de amigos y contemporáneos de los Beatles; asi como, todo el grupo 'Cream' c/Eric Clapton. Sí, así es, puros ricos, canosos, pelones, gorditos, arrugados, pero ellos encarnan lo mejor de lo mejor, lo más representativo de finales de los 60's y 70´s.

    ¿Sabían que a Billy Preston se le llegó a conocer como el quinto Beatle?, él fue quien siempre interpretó el piano y el órgano en todas y cada una de las grabaciones de los Beatles'. Espero te guste y cuentes cuantos artistas famosos intervinieron en esta versión..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que ha escrito este montón de despropósitos, ¿ha visto el video del concierto?. No fue al cabo de dos años de la muerte de George sino al año siguiente. Su hijo no toca en ningún momento la eléctrica, no participaron ni Dylan ni Jethro Tull ni Phill Collins ni Cream ni creo que Linda Eastman. Ah, y Billy Preston (uno de los numerosos 5º Beatles)interpretó algunos temas con los Beatles al órgano. El piano, no. Y, desde luego, no "en todas y cada una de las grabaciones". En fin, gordito, canoso, pelón y arrugado creo que está el cerebro del que ha escrito el texto ;-)

      Eliminar
  9. No tiene desperdicio. Creo que acabaríamos antes si detallamos la información correcta. El concierto sí era tributo a George Harrison y alguno de los que menta sí estaban.
    En fin,...pobre Linda.

    ResponderEliminar
  10. ¿Habéis visto el capítulo de Los Simpsons de hoy? Vedlo, no tiene desperdicio.

    ResponderEliminar
  11. Leyendo el post y los comentarios no puedo evitar mover la cabeza enfáticamente y no siempre de arriba abajo.

    Para empezar, no tiene mucho sentido valorar individualmente la habilidad como solistas de los componentes de un grupo. Un golpe de pandereta en el momento justo aporta más a una canción que todos los aburridos solos de batería de los años 70.

    Si vamos al apartado guitarras, lo mejor de los Beatles son los juegos de guitarras, no cada guitarra por su lado. Juegos de guitarras originales, excitantes y lo bastante discretos para dejar a las voces el papel principal.

    Ringo es incapaz de hacer un buen solo. El de "Abbey Road" es sonrojante. Sin embargo, nuevamente, es insuperable. Como apuntaba Elvis Costello "es posible adivinar cada canción de los Beatles solo con la batería".

    Es cierto que Paul está un escalón más arriba. Por suerte, puso su virtuosismo al servicio del grupo y no de su propio lucimiento. No tiene sentido compararlo con Carles Benavent o Jaco Pastorious: se dedican a diferentes cosas. Paul nunca ha dado una nota que no sea absolutamente necesaria. Carles o Jaco sí, muchas: el jazz va de eso.

    Dicho esto, me quedo con:

    Cualquiera de las baterías desde el principio hasta Sgt. Peppers y, sí, desde luego, "Rain" es quizá la más espectacular. Pero cualquier otra es perfecta en su papel. Por ejemplo, "I wanna hold your hand". Y cualquiera de los bajos -sí, el de "Something" es brutal.

    El juego de guitarra y bajo en "Drive my car". La guitarra aguda y sarcástica de "Taxman".

    Por cierto, discrepo en las altas loas a Eric Clapton. El propio Clapton lleva toda su vida tratando de explicar que no es Dios. Es fácil brillar haciendo solos de 3 minutos, lo difícil es tocarte el corazón con un pequeño arreglo.

    ResponderEliminar
  12. Es lo bueno que tienen estos blogs, que cada uno va a lo suyo aunque se hable de otra cosa. Y me parece bien, solo faltaría, pero aquí, creo, se empezó a hablar de "instrumentistas" y todo el mundo ha vuelto a hablar de ellos como músicos, que no es lo mismo. "No tiene sentido valorar la habilidad como solistas de los componentes de un grupo" No veo por qué no, son cuatro instrumentos distintos, no un coro de 150 voces mixtas. "No se dedican a lo mismo" me suena a truqui para no tener que compararlos con virtuosos de verdad. Y claro que un arreglo brillante puede ser más meritorio que un solo de tres minutos. Yo mismo mostré en otro post mi veneración por solo dos acordes y cuatro notas de I´ll Follow The Sun (que son la dominante y la subdominante, en realidad nada sofisticado, pero colocados de una manera magistral, parece que arranca en otro tono, en el inicio de la canción) Pero eso, me parece, es hablar de inspiración compositora y talento musical, que insisto (¿quizás demasiado?) es otra cosa. Ya me callo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ánimo de molestar a PPK, ni a nadie, una digresión.

      Precisamente "I'll follow the sun" es un ejemplo de las sutilezas armónicas escondidas en cualquier canción de los Beatles. Hasta que la canción se estabiliza en la tónica, hay un emocionante cambio de centros tonales, que son la clave de que suene tan bien. El segundo acorde de la canción (F7) no es el subdominante, ya que la b7 no es parte de la escala de C, es un intercambio modal realmente encantador y que permite que ese solo tan simple sea tan sorprendente. ¡Un mi bemol hace toda la diferencia!

      Eliminar
    2. Eduardo San Juan20 de mayo de 2012, 1:19

      No te doy la razón, Alorza....porque ya la tienes. Efectivamente la canción se toca con fa 7ª -armoniza mucho mejor- que no es la subdominante de Do, pues es FA. Sirva, no obstante como curiosidad que Paul no se esfuerza en añadir el mi bemol al tocarla en directo

      http://www.youtube.com/watch?v=LfO1nbCX0g8

      Eliminar
    3. Toda esa parte es mágica. Juega a despistar con la tonalidad, entre G y C. De hecho, el 4º acorde (D7) te deja con la sensación de ser un V7 hacia la tónica en G... hasta que en el siguiente compás aterrizas en el C. El mi bemol es la nota que hace interesante el pequeño solo de la canción e, incluso si no lo incluyes en el acompañamiento, ¡lo estás cantando! Me quito el sombrero con McCartney.

      Eliminar
  13. Aquí hay nivel. Cómo prestigiáis al blog!.
    Gracias a todos....incluido al del solo sonrojante.
    Ah, esto es vida, esto es música.

    ResponderEliminar
  14. Si seguís en esta línea, hablando de dominantes y subdominantes, me borro del blog. ¡Qué nivelazo! Aquí da vergüenza hablar...
    Es broma.

    ResponderEliminar
  15. Buenas. Soy nuevo por aquí.
    Estoy flipando con el nivel técnico-musical que manejais!! Esto me viene grande!
    Quería comentar una chorradilla al respecto del solo de batería en THE END. Siempre me ha parecido curioso que tuvieran que "esperar" a la última canción del último disco para meter un solo de batería y en cambio Queen, en la primera canción (Keep yourself alive) de su primer disco ya se cascaron uno. Parece como una declaración de intenciones: "gente, nos vamos a merendar a the Beatles, no tenemos miedo a nada"!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo Aritz. Es que en este último post se nos ha ido la pinza un poco a todos. A estos les das un poco de carnaza y se embalan. La cosa, como verás, es darle vueltas a los discos de este grupo desde la mayor cantidad de puntos de vista diferentes.
      En relación a tu comentario, Queen era un grupo espectacular pero, a diferencia de los Beatles, existía una intención muy clara de lucimiento individual en cada instrumento.
      Bienvenido.

      Eliminar
    2. Bienvenido, Aritz. Cuantos más seamos, mejor.
      Un apunte: por vuestros nombres (excepto el del autor del blog, pero que por su perfil sabemos que es de Bilbao) intuyo que sois todos vascos; yo soy extremo, pero...soy seguidor, muy seguidor del Athletic (el viernes que viene estaré en el Calderón). Así que ya hay algo (mucho) que me une a vuestra tierra.
      César: ¿no hay posibilidad de una entrada Los Beatles y el Athletic o algo así?

      Eliminar
    3. Perdón: donde dice "extremo" quiere decir, evidentemente, "extremeño". No se me malinterprete.

      Eliminar
    4. En la línea de "extreme ida de pinza", he encontrado un documento encantador donde se analizan las raíces armónicas de los Beatles, con sus 10 (en realidad, 20) trucos más repetidos. Un poco pro, pero menos de lo que aparenta:
      Raíces armónicas Beatles

      Eliminar
    5. Bueno, yo soy Pamplonica, y como tal soy de Osasuna...tema delicado este del futbol...jeje
      Una asociación Beatles-Osasuna clara: Michael Robinson y Sammy Lee jugaron aquí a finales de los ochenta y ambos son de Liverpool

      Eliminar
  16. ¿Otra propuesta, César?: Los Beatles y la literatura. La literatura sobre los Beatles. Etc. Así podríamos intercambiar información sobre nuestras lecturas beatles. Seguro que puede ser muy enriquecedor. ¿Qué te parece?

    ResponderEliminar
  17. Oído cocina.
    Precisamente ayer estaba escribiendo notas sobre el tema.

    ResponderEliminar
  18. Asombrosa reunión la que se ha formado con esta entrada. Y el nivel técnico roza cumbres excesivamente altas para ser únicamente tecleadas. Un breve apunte, y no precisamente Beatlemaniaco, ya que despues de lo expuesto y de que aqui cada uno tenemos, como debe ser nuestros gustos particulares e intransferibles, quería comentar una cosa respecto a Clapton:

    Hablar hoy en día de Clapton como una deidad es casi sonrojante, pero en los años 60, hasta el advenimiento de Hendrix, era casi lógico tacharle como tal vista la compentecia y vista la manera en la que dio a la guitarra eléctrica el protagonismo necesario y que hasta entonces, por lo general, se le negaba. Eric Clapton siempre ha sido el primero que se ha quejado de la pesada carga que siempre le supuso el dichoso sobrenombre de Dios, pero Clapton no sólo son tres minutos de solos. En eso discrepo enormemente con el compi Alorza...

    La intensidad emocional que Eric logra/lograba con un simple bending de guitarra es descomunal. El disco, esencial y seminal, Bluesbreakers with Eric Clapton es del año 66 y temas como Have you Heard o Key to Love asombran por su calidez bluesera en los que una simple nota bien sostenida, con el punto justo de distorsión, logran acariciarte el alma. Su era en Cream, fascinante pero un tanto egocentrica, en el buen sentido, si que era un vehículo a través del cual demostrar su virguería...pero siempre con ese toque emocional de Clapton.

    Pero si escuchas atentamente otro de sus discos clave, el Layla and the other assorted love songs, hay joyas en este pedazo album, más allá de las más conocidas, como I am Yours, que para mi es una de sus más bellas y menos "conocidas" canciones que tocan, ya lo creo que tocan. Dejo el enlace: http://youtu.be/AOiDF-BkeIo

    Y bueno, si ya tiramos de clásicos como Tears in Heaven, Change the world o revisamos su acústico unplugged, deja claro que Clapton es un maestro de la guitarra, eléctrica y acústica, con una cantidad de registros enorme. Es cierto que BB King, Peter Green, el mismo Knopfler o David Gilmour (el inicio del album Wish you where Here es acojonante, asi de simple) son maestros del minimalismo sonoro, ese que cala más que toda una ristra de sólos seguida, pero me parecería injusto no valorar a Eric tanto como se merece.

    Aborrezco los Steve Vay y compañía, los hacha bravas sin "alma" que se dedican a gustarse a ellos mismos, pero si tuviera que decir, pese a que lleva décadas bastante ausente (en muchos sentidos) en mi opinión quién es el mejor y más completo guitarra vivo, sería mister Eric Clapton. Sin duda alguna. (Perdón por el tochazo y por desviarme un poco de Liverpool)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos somos fans de Clapton, aunque tú más que yo, pero no me parece justo hablar de él como el guitarrista más completo. Estoy de acuerdo en que te puede poner los pelillos de punta con un simple bending, pero no ha inventado nada relevante y básicamente es un guitarrista de blues aferrado a la pentatónica y que no sabe muy bien cómo concluir los solos. Es un tipo encantador y modesto al que siempre le ha horrorizado la idolatría que desata, un poco como le pasaba a Brian en "la vida de Brian".

      Der hecho, en el disco Layla él se consideraba el 2º guitarrista, dándole el papel principal a Duane Allman, que es quien hace, por ejemplo, la slide guitar en Layla. Y, como decía, me considero un fan... :-)

      Eliminar
  19. P.D: Soy vizcaino y de sangre roji-blanca. Athletic forever...

    ResponderEliminar
  20. P.D. 2 : Very important. Hablando de la maestría de cada Beatle en particular, Paul, que como multi-instrumentista ha llegado a dominar mil y un instrumentos a un nivel asombroso, en el inicio de la peli Let it Be, mientras aparecen las letras, encienden las luces y tal, se coloca al piano y toca una pieza maravillosa, que llevo grabada a fuego en mi mente, y no se si es suya, si no, si tiene nombre o no. Es una curiosidad que no acabo de quitarme de encima en años, y mira que he absorbido información Beatle hasta la sobredosis...

    Aprovechando que este gran blog es una reunión de Beatlemaniacos sin fronteras pregunto: ¿Este inicio al piano es simple inspiración, es un tema de Paul, tiene nombre, lo usó en algún disco?...porque es y siempre me ha parecido PRECIOSO. Dejo este enlace, que es la primera parte del film Let it Be, por si no os acordais de que tema a piano hablo. Es lo primero que suena justo antes de que empiecen a ensayar. Help!! :

    http://youtu.be/1FxJIHStIUw

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Eneko, qué conexión. Mira yo vi Let it Be en un cine de Bilbao en la noche de los tiempos. Lo único que se me quedó de la película, hasta muchos años más tarde que conseguí la cinta, fue ese mismo momento al que aludes. Cuando en su día lo investigué la información que obtuve, ya no me acuerdo ni cómo ni porqué, es que Paul estaba "jugando" con el piano. Ya sabes, hay gente que se pone a silbar y a Paul pues le sale eso.

      Eliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. César: Madre mía. Si solo estaba "jugando" con el piano y brotó esa preciosa melodía, demuestra una vez más lo que todos sabemos, en aquella época Paul y John, sobretodo ellos, estaban cretivamente tan tocados por las musas que las canciones aparecían de la más sencilla de las maneras. Espeluznante!! ...

    ResponderEliminar
  23. Un matiz filológico: ¿cómo se dice "jugando" en inglés? Curioso ¿no? que "jugar" y "tocar" se digan con la misma palabra. En el caso de Macca está claro que es cierto.

    ResponderEliminar
  24. A mi me suena en varios momentos a tocata barroca -imaginároslo al clave-. No sería la primera referencia: ya sabeis que el origen de la idea de Blackbird está en una cosita de Bach -mal tocada- que hacían Paul y George a la guitarra siendo niños en Liverpool.

    verlo aquí (min 37:30)

    http://www.youtube.com/watch?v=9elQeVfrLOo

    ResponderEliminar
  25. A lo mejor era simplemente una pieza clásica que había estado estudiando y se pone a tocarla para matar el rato y hacer dedos. O aprovechando que le estaban filmando, poder presumir de que también sabía tocar clásico. En aquella época los músicos de clásica, miraban por encima del hombro a los músicos pop.(normal, la mayoría no sabian música...). O vete tu a saber. En cualquier caso, no me parece una genialidad del momento ni una inspiración sublime. Es un buen músico que está tocando su instrumento (bueno, uno de ellos)

    ResponderEliminar