lunes, 18 de junio de 2012

Happy Birthday Paul

Y hablando de Paul McCartney. Hoy cumple 70 años. 


Paul sobrevive a los Beatles, sobrevive a la muerte del Rock, sobrevive a su propia Historia.
Gracias por toda la buenos momentos que este músico genial nos ha regalado.
Para conmemorarlo podéis echar un vistazo al regalo de Paul Weller a Paul McCartney en el Rolling Stone. O la semblanza documentada que escribe hoy en El Mundo Alberto D. Prieto.


We're gonna have a good time
I'm glad it's your birthday
Happy birthday to you.

16 comentarios:

  1. Felicidades a Paul

    ...y eso me lleva a pensar como sería, dónde estaría, que haría ahora John. De hecho lo pienso muchas veces.

    Podría ser otra entrada del blog: "John a los 70"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Lennon "si viviera" ya lo había pensado, pero no te haces idea la de gente que ha escrito sobre el particular.
      Es muy dificil, dada la temática del blog,no repetirse demasiado, así que trato de abordar asuntos no tan trillados.
      Mira, una propuesta de la vida de Lennon si no hubiera sido asesinado:
      http://eltontodelacolina.blogspot.com.es/2009/09/la-ucronia-lennon.html

      Eliminar
  2. Felicidades Paul, allá donde estés. Uno de esos músicos, o personajes ilustres del siglo XX, que desaría que nunca murieran. Eternamente suyo. Pase lo que pase, la más grande leyenda viva del pop-rock. Y mi Beatle favorito por siempre jamás...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escucha Eneko el efecto de sonido que propongo mientras se lee tu comentario:
      http://www.youtube.com/watch?v=heAw4z71lvo&feature=related

      Eliminar
  3. César: Como soy un sentimentaloide para mis cosas, a veces me niego a creer que picos evolutivos de la especie como McCartney puedan desaparecer. Más allá del valor intrinseco que tiene la vida de cualquier persona, hay sujetos irremplazables. La muerte Lennon me pilló muy joven para llorarla, la maldije mucho más tarde, pero la de Harrison por ejemplo me la comí entre pan y pan. Y duele. La última gran perdida que he sufrido en el ámbito de la cultura pop ha sido la del inmenso Jean Giraud "Moebius", mi dibujante favorito de todos tiempos.

    Y se que no hay, hubo y dudo que habrá alguien como él. Y eso es terrible. Terrible. El día en el que, no se, McCartney, Keith Richards, Jagger, Eric Clapton o Jimmy Page nos dejen, será luto nacional en mi corazón durante años. Porque, ¿quién ocupará su lugar? ¿qué iguales podran reemplazarles? ...NADIE. Nadie. ¿Quién ocupó el lugar de Da Vinci, Michelangelo, Lennon, Chaplin, Mozart, Jimmy Hendrix o Marlon Brando? ...la respuesta es el más frío de los silencios. Deberían clonar y ya a Paul McCartney...XD

    ResponderEliminar
  4. Releyendo tu comentario y en relación a las ausencias prematuras (aunque los genios siempre parece que se van prematuramente)siempre pienso después de escuchar Double Fantasy,-donde ya comenté que nos volvemos a encontrar con uno de los mejores "Lennon",- en las canciones que nos hemos perdido. John Lennon volvió a componer, y después de este disco vendría otro. Este otro disco, u otros, no los escucharemos jamás....

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo, César. Y puede que dentro de nosotros lata un sentimiento de profundo egoismo hacia Lennon. Era un poco nuestro, y lamentamos que no siga vivo, seamos serios, sobretodo por todo el material nuevo que nos podía haber ofrecido...

    Hablamos de un icono, de un mito, más que de un ser humano. Su familia, Yoko, Sean, sus amigos, ellos le echarán en falta en el plano personal, más que nada, pero nosotros lloramos lo que pudo ser y no fue. Pero más allá de esto, que es algo sobre lo que reflexiono bastante, el sentimiento un tanto injusto de casi propiedad que tenemos hacia ciertos artistas, en el caso de Lennon, voy más allá: no solo nos perdimos sus nuevos discos, sus nuevos temas, fuesen mejores o peores, si no un conversador, un observador de la sociedad tremebundo.

    Lass opiniones perdidas que Lennon pudiera haber tenido de, yo qué se, el atentado del 11 S y sus consiguientes repercusiones, de la llegada de Obama al poder (casi visualizo a Lennon, con una larga cabellera canosa, marchando sobre New York para impulsar la campaña de Barack) de las nuevas tecnologías (internet y redes sociales) y del estado anímico de la música actual....

    Y esto es algo que de pocos músicos y/o artistas se puede decir, por muy buenos que sean en lo suyo. Realmente, la perdida de Lennon va mucho más allá de lo musical...y mira que es fuerte lo que acabo de escribir, pero lo veo así. Algo que por mucho que admire a Paul (no añadiré más de lo dicho en mi primera réplica) no podría decir de él. McCartney es una fuerza de la naturaleza incontrolable en lo musical, mientras que en lo social es bastante más plano e irregular.

    Como tantos y tantos y tantos. John Lennon era en mi opinión bastante más interesante y sobretodo bastante más incómodo para mucha gente. Demasiada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi no me atrevo a decirlo, pero en mi opinión lo interesante de Lennon se reduce a lo musical. Como compositor e intérprete es (siempre será) un genio. Como activista y analista social, en cambio, es banal. Su caso es el de un tipo con tendencias agresivas y una vida de excesos que, sabiendo que cada palabra suya va a ser atentamente escuchada, salmodia tópicos sobre la paz y el amor. Todo lo que tiene de brillante en otras facetas, aquí es fofo, falto de argumentación, bienintencionado... y además traicionado a menudo por su propio comportamiento.

      Su "you can count me out and in" es paradigmático de su despiste en material social. Por cierto, la faceta incómoda de Lennon no es la social -todos nos apuntamos a la paz y al amor- sino la irónica, ácida, torturada, profundamente personal.

      Eliminar
  6. Cuando hablo del Lennon social, aparco completamente Imagine, movimientos por la paz entre edredones y tonterías de ese calibre. Ni él mismo se identificaba realmente con ello, ni (apuesto) quería que se le asociara realmente. John era mucho más complejo, un ser humano con un lado oscuro bastante dominante, tal vez marcado por su dura infancia, pero que su genio musical y su profunda vulnerabilidad (por mucho que con su mirada seria derritiera el hielo) lograban equilibrar la balanza con bastante justicia...

    Cuando me refiero a que Lennon era un personaje mucho más interesante, me refiero a que es de los pocos artistas cuyas entevistas, cuyas declaraciones, cuyas apariciones en radio eran como abrirse en canal con una katana japonesa para mostrar sus visceras, su interior sin maquillaje alguno. Eran absolutas catarsis, creo que incluso necesarias para su conciencia.

    Sus declaraciones sobre Dios y la religion y posteriores aclaraciones, sus míticas entrevistas en Rolling Stone tras la separación Beatle, las de Playboy o las horas que estuvo en la radio justo 48 horas antes de ser asesinado, junto a multiples opiniones con las que salpicó los medios a lo largo de su existencia, dejan claro que estabamos ante un tío que debía ser escuchado. Muy inteligente, inquieto social y politicamente, ácido como un millón de limones, seguro a la hora de contar sus inseguridades, errático en muchos aspectos, muy sensible a su vez, desgarradoramente honesto. A nada que investigues un poco, te encontrarás en internet una montaña de declaraciones suyas verdaderamente memorables. Pocos iguales en su medio existen o existieron de los que se puede decir lo mismo...

    Para nada comparto en esta ocasión tu opinión, Alorza.Pero para nada...

    ResponderEliminar
  7. Releyendo vuestros últimos comentarios no encuentro, la verdad, demasiadas discrepancias. Los dos estáis de acuerdo, y yo lo suscribo, en la vacuidad de un Lennon que se apunta a una Peace Bed en un Hotel de lujo o que se apunta a la manifestación después de aparcar su Rolls Royce blanco algunas manzanas previas al punto de encuentro. Sin duda, su acidez en la que los dos coincidís, -"como un millón de limones",- es la que despierta nuestro interés. Por otra parte resulta bastante impredecible saber cómo hubiera evolucionado John Lennon políticamente. Si la referencia es Yoko Ono, con quien John compartía esas paradójicas soflamas a las que aludía al principio, el punto en el que se encuentra hoy socio-políticamente la japonesa no es precisamente una referencia del movimiento anti-sistema.

    ResponderEliminar
  8. Amigos: Lennon me resulta más bien simple, trivial, arrogante y tirando a rencoroso más que a ácido; aunque quizás una buena compañía para una despedida de soltero. Así que, efectivamente, yo también me lo imagino apoyando a Barack. Y francamente, me importa un bledo. De la misma manera que me importa un bledo si un catedrático de economía, o el último premio nobel de literatura, saben armonía y teoría musical o tocan el clarinete. John se dedicaba a hacer música de una forma inspiradísima, no a señalar el camino al pueblo errante ni a interpelar al mundo moderno sobre su sentido y su ser. Esto de andar tomándonos en serio a los "artistas" en su faceta "intelectual" o como "referente social" me parece un poco paleto, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, es la primera vez que comento aunque hace tiempo ya venía leyendo este grandioso blog. Hecha mi introducción, escribo.
      Entonces ¿a quién si debemos tomar en serio? Yo creo que si una persona se siente identificada o cree que la declaración de una persona (sea artista o no) tiene el peso suficiente para ser tomada en cuenta es por una razón ¿no?. No somos tontos para no saber discernir entre una palabra que importa y una que no.
      Las experiencias que tuvo John Lennon, para mi son más que suficientes para que sus pensamientos tengan un eco en las mentes de cualquier persona que quiera escucharlo. Y pienso que el plus es que era un tipo muy honesto y visceral.

      Eliminar
    2. No pudiste resistir la tentación, eh?. Bienvenido al debate Beatlink3!!.

      Eliminar
  9. ¿Y como de una entrada que habla de Paul pasaron a debatir acerca de el papel activista de John?
    Una prueba más de que John y Paul son un todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La dialéctica Lennon-Macca es, inevitablemente, una corriente subterránea de todas estas conversaciones. Los Beatles son, como grupo y como idea en nuestras cabezas, un producto de esa oposición.

      Eliminar