domingo, 8 de julio de 2012

White album: Donovan - Clapton connection


Cuántas efemérides!... cumpleaños de Paul, cumpleaños de Ringo, aniversario de la pérdida de Syd Barret. También el pasado 6 de julio se cumplieron 55 años del primer apretón de manos entre Paul McCartney y John Lennon en el jardín trasero de la iglesia de San Pedro, en Woolton.

Como seguramente hoy es el cumpleaños de alguien, quizás sea un buen momento para regalarnos una audición de uno de los mejores discos de los Beatles. Un álbum que ya ha cumplido 40 años pero conserva toda su fuerza y descaro. Como ya he comentado en alguna ocasión, Revolver es mi disco favorito de los Beatles porque hay un sorprendente cambio de timón en su evolución con una ruptura inédita de los esquemas musicales de la época. Dicho esto, creo que el Disco Blanco, una vez aplicado el cincel,  alberga una obra maestra. En todo caso, para que los Beatles llegaran a este punto creativo deberemos reconocer la influencia de dos guitarristas y un lugar que, en alguna medida, contribuyeron a que los Fab Four hollaran algunas de las cimas de este álbum. Claro, me refiero a Donovan, Clapton y el lugar:... Rishikesh.

Donovan es un cantautor y guitarrista escocés. Fue un precursor de la música folk de su país, estilo al que pronto fusionó el jazz, rock y la música étnica. Coincidió con los Beatles en el monasterio que el Maharishi Mahess Yogui tenía en Rishikesh (India) en el que se refugiaron después de la muerte de Brian EpsteinRingo regresó a Londres en cuanto se le acabaron las latas de alubias, pero los otros tres pudieron tomar buena nota de la técnica de punteo fingerpicking que Donovan les mostró.
El fingerpicking es una técnica propia de los músicos de folk británicos que consiste en tocar el ritmo y la melodía simultáneamente. Es un recurso que revolotea a lo largo de muchas guitarras del Disco Blanco, reconocibles porque no se rasguean las acordes sino que éstos se descomponen coordinando los movimientos del pulgar que puntea las cuerdas graves, mientras que con el índice, el corazón, o con lo que se pueda, se acometen las agudas. Dicho de otra forma y si lo queremos escuchar en estado puro, para que quede claro de qué estamos hablando:... Blackbird.

Por otra parte, encontramos un par de joyas de George Harrison: Long, Long, Long, y Savoy Truffle que nosotros, a pesar de algunas críticas, editamos en el famoso Disco Naranja. Y, además, la inconmensurable While my guitar gently weeps a la que Harrison no conseguía darle la fuerza necesaria con la que él sospechaba podría pasar el “control de calidad” de Lennon-McCartney. Probablemente esta canción se hubiera quedado fuera del álbum de no ser por la vertebración guitarrística que le confeccionó Eric Clapton.

Lo que hace en todo caso, a este disco si cabe aún más extraordinario, es que junto con las obras maestras cohabitan 8 minutos de Revolution 9 que, por sorprendente que parezca, hay quienes optan por escucharlo al revés, quizás ante la sospecha de que se estaban perdiendo algún mensaje importante después de sufrirlo en su versión original. Estas versiones invertidas pueden encontrarse en You Tube…. hay gente para todo.
Volveremos en otras ocasiones al Disco Blanco. Para muchos el mejor de los Beatles, … aunque solo sea porque es doble.


George, Paul y John con Donovan en Rishikesh

19 comentarios:

  1. Antes de hablar del "White album", una pequeña corrección histórica: el famoso apretón de manos del 6 de julio del 57 NO fue en el jardín trasero de la iglesia de St. Peter, sino en el hall que se encuentra al otro lado de la calle. Los Quarrymen tocaron en dos sesiones; entre ambas, mientras estaban en el hall, se conocieron, después de que Paul viera a su "hermano" inventarse la letra de algún rock americano de los 50. Ver el enlace:
    http://ppk-palabrasobrepalabra.blogspot.com.es/2011/09/where-all-began.html

    En cuanto al disco comentado, mi opinión es que es no siendo el mejor en conjunto, sí contiene lo mejor (While my guitar..., Happiness..., Sexy Sadie, Julia, I´m so tired, Dear Prudence, Blackbird...) y lo peor (Wild honey pie, Ob-la-di Ob-la-da, Revolution 9, Don´t pass me by...). Recuerdo haber escuchado a Bunbury decir que si un grupo tiene su "álbum blanco", ya está: ha llegado a la cima.

    ResponderEliminar
  2. No pasáis ni una. Pero vamos a ver, ¿fue el 6 de julio?. Sí. ¿Fue en el 57?, Sí. ¿ Fue en las inmediaciones de la iglesia de St. Peter en Woolton?, Sí.
    Vale, no fue en el jardín, que es donde se conocieron, fue en el hall. En todo caso podemos estar ambos equivocados ya que hay testigos que afirman que, en realidad, no se dieron la mano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón. No fue mi intención herir ninguna sensibilidad. Simplemente, como en este blog se afina tanto, creí que no estaba de más una matización. Reitero mi perdón.

      Eliminar
    2. Que no has herido nada hombre. Uno sube hace la dejada, otro sube a la red, otro intercepta, y tal. Somos un poco como cirujanos de la historia beatle. Te lo decía solo para huevear.
      No dejes de matizar, por favor.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. El Album Blanco. ¿Qué decir a estas alturas de él?...debería tirar de diccionario y empezar a enumerar todos y cada uno de los adjetivos calificativos que sean sinónimos de obra maestra, maravilla de las maravillas...

    Es mi disco favorito, no ya de los Beatles, hablo de mi disco favorito de todos los que han surcado mis oídos. Quitando tres temas, y uno de ellos no lo considero ni música (lo siento César, guiño guiño) me parece la cumbre del pop/rock. Se que el Sgt. Pepper´s es el album que definió los 60, y que por miles de motivos bien merecidos copará hasta que las trompetas del juicio final les de por sonar, las listas de mejores albums de todos los tiempos, pero el Blanco es inhumano. Así de simple...

    Una de las pocas pegas que le achaco es que no tenga aún más canciones, en contra de lo que George Martin opinaba. Por mí, ojalá hubiera tenido 3 cds, o veinticuatro. En momentos de claridad artística de este calibre, lo mejor es liberar toda esa energía creativa. Un disco que influenció a tal nivel, que incluso músicos que no se asemejan un carajo al estilo de los de Liverpool como Kurt Cobain (Nirvana) lo definían como su disco favorito. Dejo para el final una frase suya que bien podría hacer mía (y no soy para nada fan de su ex grupo) : "En Nirvana no podemos hacer pop, los Beatles ya lo hicieron todo".

    Punto y seguido.

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes Eneko que soy un apasionado de este disco por varias razones. Las razones por las que adoro Revolver ya las he explicado. Pero es que en el Disco Blanco, como ya comentamos en alguna ocasión, está todo: Pop, Power pop, Indie pop, Rock, Heavy, Music Hall, Country, Blues, Experimental,no se, hasta una nana... ¿quién da más?. Sin duda la estancia en la India,- el hecho de contar con todo el sosiego necesario para componer,- dio como resultado esta explosión de estilos, algunos de ellos todavía por desarrollar. Seguramente que si simplemente suprimimos Revolution 9, que era la idea de Paul y George Martin, e incluimos material que, aunque parezca mentira, quedó fuera, podríamos encontrarnos con el mejor álbum de la historia en dura lid con el Sgt. Pepper, no?.

    ResponderEliminar
  6. Un sí rotundo César. Aunque he de decir, que mi otro album sagrado (¿y cúal de los Beatles no es?) sería Abbey Road. Junto al Blanco me parecen el cenit del grupo. Pero es que lo que comentas del White Album, y no se si tiene que ver la cantidad de material que ahí aparece o más bien un tornado de creatividad individual (ya perfilaba bastante bien lo que sería la carrera en solitario de cada Beatle) que, como no, mejoraba con el colectivo, pero casi parecen acariciar con los dedos cada uno de los estilos musicales existentes. Abrieron una ventana, y la brisa arrasó con todo...

    Tenemos Dark side of the Moon de Pink Floyd, el Exile on Main Street de los Stones, el London Calling de The Clash o incluso el Blonde on Blonde de Dylan, (se aceptan más candidatos) como aspirantes a mejor disco doble de todos los tiempos. Unos dirán A, otros B y alguno incluso Z, son discos magistrales que hay que tener y amar sí o sí, pero el White Album estará siempre en el recoveco más profundo de mi corazón. Es parte de mi vida, de mi alma, de mi sangre...

    ResponderEliminar
  7. También a considerar, en el Olimpo del álbum doble, el Layla de Derek and the Dominos, y el Hymns to the silence, de Van Morrison.

    ResponderEliminar
  8. Uppsss!!! Lapsus total del que me he dado cuenta gracias a un email de mi padre. El doble de Pink Floyd es The Wall y no el colosal Dark Side of the Moon (y mira que lo he escuchado veces). El resto lo mantengo obviamente, discazos imprescindibles...

    Alorza: El Layla es uno de mis discos predilectos. Espectacular y ninguneado trabajo en su época. En cuanto a más albums con cds a cascoporro, no debemos olvidarnos de The Who y sus Tommy o Quadrophenia (este último doble oficial). Aunque ahí ya entramos en el pantanoso terreno de las denominadas operas rock y tal...

    ResponderEliminar
  9. Quisiera abrir un paréntesis en el análisis del Album Blanco para preguntar a la cátedra (mis expertos favoritos d los Fab Four)su opinión acerca del recien publicado "The Beatles on the road, 1964-1966" del fotógrafo Harry Benson. Un libro d edición limitada (1.764 ejemplares) al "módico" precio d 570 €. Es simple curiosidad malsana.

    ResponderEliminar
  10. Yo, ya lo dije en uno de mis primeros post, no soy muy mitómano aunque parezca mentira. Lo comenté en alusión al hecho de que en Almería no me dió por ir a la casa donde estuvo alojado John Lennon. Ni me iría a una subasta a pujar por un mechón de pelo de McCartney. En una exposición sí sentí que me temblaban las piernas observando la primera guitarra que tuvo George Harrison. Pero en este caso se trata de una conexión musical. Un libro de fotos que no me explique la "historia" de esas fotos, puede atraer sin duda mi curiosidad, pero prefiero gastarme los 570 euros en algún nuevo artilugio para mi guitarra. No se si respondo a tu pregunta.

    ResponderEliminar
  11. Eneko: cuando veo que hablas de CD´s en vez de LP´s, que es lo que decimos los de mi quinta hablando del "blanco" y de que tu padre: a)lee este blog , y b) te corrige erratas sobre la discografía de Pynk Floyd por e-mail, me doy cuenta de lo viejo que soy. Lo que me lleva a la cuestión de hablar del doble-blanco; lo confieso con vergüenza: nunca le tuve afecto. Admiración sí, por supuesto, es una obra monumental, pero me echaba un poco para atrás. Y la clave es que creo que lo oí demasiado joven y me sobrepasó. Es como el Quijote, que no se puede leer de niño; lo dejas y ya es difícil que lo vuelvas a coger con ganas.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, César. Respondida la cuestión, yo tb me gastaría antes ese dinero en algo relacionado con mi guitarra. X cierto, hoy en Docufilia la 2 d Tv dan "Los Beatles inéditos" dirigida x Chris Wilson, aunque sospecho q no serán tan inéditos, lo comento x si alguien no se había enterado y puede estar interesado en verlo.

    ResponderEliminar
  13. Aviso a navegantes: Muy recomendable la revista Rolling Stone de este mes (gracias amatxu por el aviso). Es un número coleccionista con portada naranja fosforita (horrenda a más no poder, eso sí) en el que se debate la eterna e imposible pregunta: Beatles VS. Stones. Para conmemorar los 50 años de ambas bandas, se preguntan e intentan analizar cúal de las dos es la "más grande" de la historia. Hombre, para mi The Beatles son el number juan sin ningún tipo de duda, pero si hay un grupo que se les acerca (y diría complementa) perfectamente esos son los míticos Stones, que también adoro. (Luego pondría a Led Zeppelin, en mi podio imaginario particular). De todos modos, Beatles, Stones, son tan inmensos que es imposible decir quién es el mejor grupo. Depende del clima. Una fusión entre las baladas y la sensibilidad pop inalcanzable de los Beatles + la garra blues-rockera de los Rolling y tendríamos al grupo perfecto. O casi...


    Eduardo: Aquí no eres el único "viejo" (pero sabio) de entre los que posteamos. Seguramente yo, por edad, sea uno de los más jóvenes en el blog de César, pero para no quedarme atrás tengo más canas en el pelo que muchos de vosotros. El imparable paso del tiempo, chato, jaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tengo la revista, pero todavía sin leer. En todo caso, yo ya os digo desde ahora. EN MI OPINIÓN, el grupo más grande de la historia por calidad, evolución, influencia, armonías vocales, armonías a secas, es.., vale lo habéis adivinado.
      Para más información, el post que sobre el particular publiqué.

      Eliminar
  14. César: Sin llegar a dar veredicto alguno, es imposible, en la comparativa de los mejores discos, en lo que a influencia se refiere, evolución y ventas de discos (no se si el dato es correcto, pero mientras que los Beatles han vendido 2.303 millones de albums, una brutalidad previsible, me ha llamado mucho la atención que los Stones según la revista han vendido "solo" 275 millones, una diferencia demasiado abismal que repito no se si será correcta porque de serlo...uff)está más que claro que la Rolling Stone se decanta, sin decirlo claramente pero insinuándolo sin rubor, por los de Liverpool, como grupo más grande de la historia.

    Si bien apuntan, como debe ser, que son dos grupos que hay que escuchar, que hay que vivir, independientemente de los gustos. Por cierto, una vez más (como sucedió en uno de tus primeros post del blog, el de los "disparos" a Lennon) el amigo Diego. A. Manrique o bien me lee en este tu blog, o bien tenemos una conexión neuronal similar, porque en su texto apunta lo que un poco más arriba escribí de Cobain, lo de que los Beatles ya lo habían hecho todo en el pop. Y una vez más, fue escrito antes de que tener la Rolling en mis manos y a la venta. Curioso, jajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi que el Manrique y Lapresa y toda la peña del Rolling Stone se pasan de vez en cuando por Revolverlosbeatles para inspirarse. Ya te digo.

      Eliminar