domingo, 30 de diciembre de 2012

All you need is: LOVE


"Me despierto algunas mañanas y pienso…Estuve en los Beatles!!?. Solo hay cuatro personas en el mundo,…. en el universo, que pueden responder a eso".
Estas son palabras de Paul McCartney tras asistir al estreno de LOVE, el espectáculo del Cirque du Soleil inspirado en la música de los Beatles.  George Martin y su hijo Giles empezaron a trabajar en LOVE después de conseguir el permiso de Paul McCartney, Ringo Starr, Yoko Ono y Olivia Harrison, aunque el origen del proyecto debemos situarlo en la antigua amistad de George Harrison con Guy Laliberte, fundador del Circo del Sol.

Desde mi punto de vista, el trabajo hecho para el álbum es un alarde de montaje de Giles Martin que utilizó todas las pistas originales de la música grabada por los Beatles para, según sus palabras, mezclarlas como si fueran “los colores de una paleta”. El gran talento musical del hijo del quinto beatle se ve reflejado en la construcción de una obra, por momentos, casi completamente nueva.

De hecho uno de los entretenimientos favoritos de los seguidores de los Beatles es desentrañar los colores primarios que conforman cada trazo y, así, al escuchar “Get Back” advertir el acorde de entrada de “A hard day´s night”, las percusiones entremezcladas de “Sgt. Pepper” (reprise) y “The End”,  los solos de guitarra de esta última con el barniz orquestal de “A day in the life”. Y esto es solo el principio.

Si se quiere un recopilatorio diferente, all you need is: LOVE.


domingo, 23 de diciembre de 2012

Hablando de Navidad: El primer concierto benéfico


Todavía con la estela del éxito alcanzado con All Things Must Pass, George se propuso organizar un concierto en New York, junto con el recientemente fallecido Ravi Shankar, en beneficio de la población de Bangladesh. Esta región estaba asolada por las consecuencias del conflicto territorial con Pakistan, a lo que se añadió el ciclón tropical Bhola, el más devastador de todos los tiempos, en el que fallecieron más de 300.000 personas.

Uno de los atractivos que suscitaba el concierto era la posibilidad de reunir a los cuatro beatles sobre el escenario lo que, en todo caso, no llegó a suceder.
George Harrison interpretó temas de su último trabajo y también de su época beatle, a lo que siguieron actuaciones con diversas combinaciones de, entre otros, Billy Preston, Klaus Voormann, Badfinger, Eric Clapton, Ringo Starr y Bob Dylan este último acompañado de su inconmensurable ego,…Harrison era muy paciente con él. Tampoco fue del todo sencillo manejar a Clapton, muy enganchado a las drogas por aquella época.

John Lennon declinó la invitación al parecer porque su intención era actuar junto a Yoko, a lo que George, no accedió….era un concierto serio. Paul, por su parte, lo consideró una reunión muy prematura con las heridas jurídico-procesales de la separación de los Beatles todavía por cerrar. Tampoco contribuía a la reconciliación tener al tema de Lennon, How do you sleep en las listas de éxitos. Como era previsible, entre tanta diva, Ringo no planteó ningún problema.

Los que sí dieron problemas fueron EMI y CBS, la compañía de Dylan, para la explotación de los royalties que, unido a la aparición masiva de copias piratas, provocó que, mientras la población de Bangladesh sufría, no hubiera un horizonte razonable para contabilizar beneficios. Finalmente, George, de su propio bolsillo, extendió el cheque para los damnificados. Ese era George Harrison.

Ravi Shankar & George Harrison. La contribución de Shankar a la inmortalidad de la música tiene dos hitos, enseñarle a George a tocar el sitar y, por otra oarte, sus dos hijas, Anoushka Shankar y Norah Jones.

Feliz 2013

A todos los seguidores de este blog os deseo todo lo mejor y que en este nuevo año se cumplan todos vuestros deseos, anhelos y proyectos.

Y si no, ya sabéis, queda la música....


No te vayas de Navarra


Que no se vaya de Pamplona la exposición de fotografías organizada por su Ayuntamiento con motivo del 50 aniversario del lanzamiento de “Love me Do”.

Esta muestra propiedad de Getty Images, que nunca se había visto fuera de Londres, recoge 35 fotografías no demasiado conocidas de los Beatles que resumen visualmente toda la historia del grupo, desde su nacimiento hasta la famosa actuación en la azotea  de la discográfica en 1969.

La exposición se ha inaugurado hoy sábado y ha contado con la actuación del grupo tributo navarro The Beat-Less. Tendremos oportunidad de visitarla hasta el 27 de enero.


Una de las fotografías de la exposición que muestra a los Beatles ensayando en una habitación de un Hotel en Suecia

domingo, 16 de diciembre de 2012

Lo imposible: Beatles 2050


Hace unos pocos años conocí una chica que acababa de “descubrir” a los Beatles. Estaba embargada por el entusiasmo que provoca encontrar la primera veta de oro en lo que promete ser un descomunal yacimiento. Solo había oído el Disco Blanco,…le aguardaban grandes sorpresas. “¿Así que todavía no has oído Revolver, claro, o Abbey Road, no?”….Pues no.
Por un lado, pensé, qué bienaventurada ignorancia tener una vida por delante en la que el Sgt. Pepper está por escuchar.

Esta sensación de descubrir lo que todavía queda por escuchar de los Beatles es una insaciable emoción bien conocida por el departamento comercial de la Appel Records que con estudiada periodicidad publica en diferentes formatos lo que ya todos tenemos en nuestra apretada estantería.

Pero no siempre será así. Llegará un día en el que, quizás ideado por el equipo de investigación del CSIC que estableció los parámetros matemáticos con los que están compuestas la mayor parte de las canciones modernas,  desarrolle un programa mediante el cual podremos llegar a escuchar los temas que, por ejemplo, Lennon no pudo escribir.
 Según Rodrigo Martín Noriega esto es teóricamente posible, al menos en su novela, La variable humana en la que su protagonista, el matemático John Farrell, quiere responder a la pregunta de qué ocurre con la música que John dejó de componer. Evidentemente ha captado de forma precisa nuestros anhelos más profundos.

Y es que la ciencia ficción, siempre tan reconfortante, lo aguanta todo. Hasta el camino inverso, como aquella divertida película titulada El Factor Pilgrim. Trabajo de muy exiguo presupuesto que cuenta la historia de un grupo de amigos que intenta sobrevivir en Londres hasta que descubren accidentalmente un documento que demuestra que las canciones de los Beatles, en realidad, fueron compuestas por un absolutamente desconocido músico escocés llamado David Pilgrim.

Quién sabe,… quizás en el 2050 el programa informático de predicción retroactiva de canciones exista y los Beatles reciban un Grammy por el álbum que nunca hicieron.