domingo, 23 de diciembre de 2012

Hablando de Navidad: El primer concierto benéfico


Todavía con la estela del éxito alcanzado con All Things Must Pass, George se propuso organizar un concierto en New York, junto con el recientemente fallecido Ravi Shankar, en beneficio de la población de Bangladesh. Esta región estaba asolada por las consecuencias del conflicto territorial con Pakistan, a lo que se añadió el ciclón tropical Bhola, el más devastador de todos los tiempos, en el que fallecieron más de 300.000 personas.

Uno de los atractivos que suscitaba el concierto era la posibilidad de reunir a los cuatro beatles sobre el escenario lo que, en todo caso, no llegó a suceder.
George Harrison interpretó temas de su último trabajo y también de su época beatle, a lo que siguieron actuaciones con diversas combinaciones de, entre otros, Billy Preston, Klaus Voormann, Badfinger, Eric Clapton, Ringo Starr y Bob Dylan este último acompañado de su inconmensurable ego,…Harrison era muy paciente con él. Tampoco fue del todo sencillo manejar a Clapton, muy enganchado a las drogas por aquella época.

John Lennon declinó la invitación al parecer porque su intención era actuar junto a Yoko, a lo que George, no accedió….era un concierto serio. Paul, por su parte, lo consideró una reunión muy prematura con las heridas jurídico-procesales de la separación de los Beatles todavía por cerrar. Tampoco contribuía a la reconciliación tener al tema de Lennon, How do you sleep en las listas de éxitos. Como era previsible, entre tanta diva, Ringo no planteó ningún problema.

Los que sí dieron problemas fueron EMI y CBS, la compañía de Dylan, para la explotación de los royalties que, unido a la aparición masiva de copias piratas, provocó que, mientras la población de Bangladesh sufría, no hubiera un horizonte razonable para contabilizar beneficios. Finalmente, George, de su propio bolsillo, extendió el cheque para los damnificados. Ese era George Harrison.

Ravi Shankar & George Harrison. La contribución de Shankar a la inmortalidad de la música tiene dos hitos, enseñarle a George a tocar el sitar y, por otra oarte, sus dos hijas, Anoushka Shankar y Norah Jones.

4 comentarios:

  1. Creo que Clapton, aparte de enganchado a la heroína, también lo estaba a... Pattie.
    Desconocía el dato del cheque de George. Eso le retrata (positivamente, cómo no).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sí, dice mucho de él, como también que prácticamente tuvo que arrastrar a Mano lenta para que llegase al concierto y estuviese en condiciones para el mismo. Esfuerzo titánico en general el que le supuso el evento.

    ResponderEliminar
  3. Enorme concierto, histórico desde todos los ángulos posibles. Y gran edición en DVD y CD. Ver tal conjunción de estrellas juntas, las miradas cómplices entre Harrison y un demacrado Clapton, luchas de mujeres aparte, la salida de un nervioso Dylan...en definitiva, un concierto memorable. Más allá de los jaleos monetarios que de él se derivaron...

    ResponderEliminar