sábado, 19 de enero de 2013

Pasaban por allí,...y triunfaron: spanish connection


Me refiero a músicos que hicieron algún tipo de contribución esporádica en las grabaciones de los Beatles. Es sabido que sus sesiones de grabación en Abbey Road se desarrollaban en un círculo muy privado al que absolutamente nadie tenía acceso. Este círculo estaba formado por el productor, el ingeniero de sonido, los incombustibles Mal Evans y Neil Apinall y, por supuesto, los cuatro de Liverpool. Con la llegada de Help, para grabar Yesterday, y sobre todo a partir de Revolver, toman contacto con músicos “serios” responsables de las, desde entonces habituales, secciones de cuerda y viento.

Como ya comentamos en una ocasión, no deja de ser curioso que fuera el discreto Harrison el “culpable” de invitar a Eric Clapton para el solo de While my guitar… y a Billy Preston, no solo para el órgano hammond de casi todo el Let it Be, sino también para el discreto piano que suena en Something.

Entre aquellos músicos clásicos a los que me refería hay tres que me resultan salientes por diferentes razones y que me gustaría recordar ahora.
 En primer lugar citaré a David Mason, el prodigioso solista de la trompeta barroca de Penny Lanne. Recuerda Geoff Emerick en sus memorias que su concurso en esta grabación vino facilitado por la amistad que le unía a George Martin. La primera toma fue sencillamente perfecta por lo que Mason se quedó algo estupefacto cuando un obsesivamente perfeccionista Paul le solicitó repetirlo una vez más. - Mirad, lo siento, pero me temo que no lo puedo hacer mejor-, fue su británica respuesta. Tampoco lo hace mal este mismo solo de trompeta barroca o trompeta piccolo el músico que acompaña a Elvis Costello en esta deliciosa versión de Penny Lane.

Además de Mason, mi sincero y sentido homenaje es, en todo caso, a dos músicos españoles que tuvieron un papel protagonista en algunas de las secciones de cuerda. Me refiero a Francisco Gabarró el chelista, alumno de Pau Casals que forma parte del cuarteto de cuerda de Yesterday y que también formó parte de la orquesta en A Day in the life. En esa ocasión también Paul quiso otra toma pero, según cuentan las crónicas, prefirió esperar a que Gabarró regresara de Lérida donde había acudido por el fallecimiento de su madre.

Mi otro homenajeado es José Luis García Asensio, genial músico madrileño fallecido en agosto del 2011,  dirigió la sección de violines del bello vals de Paul, She is leaving home. Era hermano de Enrique García Asensio que los de mi generación quizás recordemos mejor gracias al fabuloso programa de televisión española “El mundo de la música”. Un programa que hoy día sería inconcebible entre el estiércol televisivo reinante.
Francisco, alias Gabby, y José Luis…qué envidia,…estuvisteis ahí,…con ellos. Y qué fortuna ellos: os tuvieron a vosotros.

José Luis García Asensio

14 comentarios:

  1. Seguimos aprendiendo contigo, César. Desconocía yo esta "flotilla" española en las grabaciones de los de Liverpool. En lo personal, tanto Brian Epstein, como Ringo y John tuvieron sirvientes/secretarios españoles.
    Para finalizar, una pequeña corrección: el chelista Casals era catalán, no inglés; luego, su nombre era Pau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se te escapa una,..gracias. En realidad fue que se me cruzó el cable con el Paul...McCartney.

      Eliminar
  2. O sea, que pusimos una pica en Flandes, o en este caso en la pérfida Albión. Vaya vaya de lo que se entera uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que no se trataba de unos músicos más, del montón, de una orquesta de estudio. Eran un par de músicos extraordinarios.

      Eliminar
  3. Información impagable, César. Que me aspen si conocía alguno de los datos que ofreces. Qué lujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hombre.
      Impagable no. Me debéis una caña.

      Eliminar
  4. Muchas gracias, gran artículo, y gran libro el de Emerick por cierto, "El sonido de Los Beatles", muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti amigo por la visita.

      Eliminar
    2. Yo otra vez, he conocido el blog hoy, me acabo de dar de alta en blogger para poder comentar cosillas, mi mujer está un poco harta de que le hable de los Beatles, creo que aquí estaré más en mi salsa :) Saludos.

      Eliminar
    3. Querido amigo...has dado con el lugar adecuado.

      Eliminar
    4. "There's a place/where I can go...". Esto es una comuna virtual para hablar de nuestras cosas, Calico. Venga: cuenta tu primera vez.

      Eliminar
    5. Gracias Swann, ya no soy un "Nowhere man" :) La verdad es que llego a los Beatles de la mano de McCartney, del que soy seguidor desde que tenía unos 10 años y me compré el Pipes of Peace, mi primer disco que "tiene algo que ver" con los Beatles. A los Beatles los empecé a escuchar en serio hace poco, unos 6 años, cuando cayó en mis manos el disco Love. Hasta entonces había escuchado las "famosas", el rojo y el azul, lo típico. Pero fue escuchar Love y despertar mi curiosidad, que sorprendentemente no había tenido antes pese a ser un gran fan de Macca. El resto es historia, y ahora no concibo mi día a día sin escucharlos (y a McCartney, por supuesto).

      Eliminar
    6. Me parece curiosísimo. Siempre he dado por sentado que el proceso responde a una secuencia cronológica: primero Beatles y luego los Beatles por separado. Pero esto no lo había oído nunca, empezar por Paul McCartney y llegar por ahí a los Beatles. La vida me da sorpresas...

      Eliminar
  5. Efectivamente, parece como la película El increible caso de Benjamin Button ¿acabará nuestro nuevo amigo en la Caverna? Bienvenido en cualquier caso.

    ResponderEliminar