sábado, 23 de febrero de 2013

Los Beatles en Ukelele


Hawai-Bombay son dos paraísos que a veces yo me monto en mi piso como particular homenaje mensual, o así, a George Harrison. Hacen referencia a dos regiones situadas en las coordenadas espirituales del hombre invisible de los Beatles. Su conexión con la India es sobradamente conocida y tiene su referencia instrumental en el sitar que George aprendió a tocar de la mano del recientemente fallecido Ravi Shankar. Y en Maui, una de las islas Hawai donde George tenía una de sus residencias favoritas, es donde se sumergió para siempre en las amigables aguas estéticas del ukelele

Este instrumento de cuatro cuerdas descendiente directo del cavaquinho portugués siempre me había pasado desapercibido, pero decidí aprender a tocarlo después de escucharle a Paul McCartney su versión de Something con ukelele en el concierto homenaje a George. En las indagaciones para su adquisición descubrí que era mucho más que su apariencia de guitarra de juguete y la primera decisión que uno debe tomar es si quiere un ukelele soprano, concierto, tenor o barítono. En todo caso, estando  familiarizado con la guitarra, los primeros escarceos son bastante fáciles.

George Harrison acabó siendo un maestro indiscutible de la guitarra slide con un estilo muy reconocible, y creo que dicho estilo tiene, precisamente, la inconfundible influencia de la guitarra con pedal hawaiana. Pero es, definitivamente, el ukelele el instrumento que tengo íntimamente asociado a George. Sobre todo sentado en la hierba con Paul y Ringo tocando Ain't she sweet.
Por eso, para todos aquellos que queráis versionar a los Beatles con el ukelele esta es vuestra referencia indispensable: PINCHAR AQUI
Aloha.



George con su inseparable Ukelele

11 comentarios:

  1. César, eres inagotable. Acabo de llegar a casa después de cenar hoy sábado. Son las doce y cuarto y me pregunto, vista tu entrada y la web que enlazas, dónde podría conseguir yo un ukelele a estas horas. Genial. (Por cierto: este instrumento está en el leitmotiv recurrente de RAM, ¿no?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ventaja importante del ukelele es que, si vas de viaje, cabe en cualquier sitio. Como una "travel-guitar". Y así es como le pilló a Paul cuando compuso Ram On; dando vueltas por New York donde acostumbraba llevar el ukelele a todas partes. Siempre pienso que es un instrumento de cuerda generoso: pide poco esfuerzo a cambio de muy divertidos momentos.

      Eliminar
  2. Cómo dice uno que comenta el video, y a quien casi nadie entiende la ironía, "eh, son buenos, estos tipos tendrían que formar un grupo". Cómo empastan las voces y con qué maestría toca George el Ukelele, que hace que parezca un banjo. Ringo, que como un caballero, no se ha sentido en la necesidad de poner, no hacía falta ninguna, ni voz ni percusión, salvo unas pequeñas palmaditas al principio, va y dice: "tíos, me encanta quedar con vosotros". Claro, Paul no puede evitar tocarle el hombro, diría que con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, en esa línea, cuando dice que no pasen ahora otros 40 años para volver a juntarse. ¡Qué tíos!

      Eliminar
  3. No recuerdo quién dijo que George Harrison llevaba el maletero de su coche lleno de ukeleles y que los iba repartiendo entre sus allegados como quien reparte caramelos. ¡Qué George! siempre de tan buen rollo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, César: ya puedes comprar unos cuantos pañuelos de papel porque vas a babear. Hace meses un muy buen amigo mío (melómano como nosotros, pero no beatlero) me mandó este enlace que viene como anillo al dedo. ¡Que lo disfrutes! Y tus lectores también...
    http://www.stumbleupon.com/su/2XzOuP/www.break.com/index/worlds_best_ukulele_player.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Increíble lo de este tío. Buen hallazgo PPK.

      Eliminar
    2. Dios santo, qué monstruo. La dificultad del ukelele es que, como resulta evidente, tiene un mástil muy pequeño lo que encierra una gran dificultad para hacer lo que hace este muchacho.

      Eliminar
  5. Para los que no lo hayan visto, recomiendo encarecidamente el elegante concierto homenaje que se le hizo al bueno de Harrison y que está en DVD. Su mujer, su hijo, Paul, Ringo, Eric Clapton, sus amigos de verdad, todos flotando en una nube de melancolía que termina, en claro homenaje, con con un tema a ukelele mientras cae confeti desde lo alto, y donde a nada que tengas medio gramo de sentimientos, echarás la lágrima. Si no te has derretido Antes, con un Something tocado por Paul al mismo instrumento como momento estrella del concierto. Recomendado a los fans de George, de los Beatles en general y de las cosas bien hechas...

    ResponderEliminar
  6. El principal problema que veo a este instrumento, y hablo como alguien que toca la guitarra, es que al ser tan pequeño, desconozco si colocar tus dedos a modo de acordes será incómodo o no. Pero viendo el citado concierto homenaje del que hemos hablado, o los momentos en el jardín de los DVDs del Anthology, con los tres Beatles reunidos, donde a ratos tienen que desconectar al propio Harrison del cuelgue que tiene con el ukelele para continuar grabando la entrevista (con Ringo dándole un toque con el codo), dan ganas de hacerse con uno la verdad...

    ResponderEliminar
  7. Sirva esta entrada de discreto pero sentido homenaje a George Harrison que hoy, 25 de febrero, cumpliría 70 años.
    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar