sábado, 26 de octubre de 2013

El Disco Blanco de George Harrison

Harto de quedarme cada Domingo sin el CD de los Beatles que venden con EL PAIS porque nunca llego a tiempo, hoy he probado a ir la víspera. Quizás resulte difícil de entender para personas ajenas a este tinglado que teniendo ya TODO lo de este grupo y en todos los formatos, uno pueda llegar a fantasear con la posibilidad de asaltar el furgón de los periódicos para hacerse con el botín. En realidad no ha sido necesario. Efectivamente, el quiosquero no ha entendido lo que solo pretendía ser una ironía cuando le he indicado que esta vez esperaba haber llegado a tiempo con 24 horas de antelación toda vez que, para mi sorpresa, el CD del Domingo ya lo tenían el sábado por la mañana.

Bien, es muy simple, estos CD´s los quiero para el coche, el reproductor de MP4 es para cuando voy andando al trabajo, el CD doméstico es para ponerlos mientras plancho o toco con ellos y los vinilos son para cuando estudio. No para cuando estudio otra cosa, sino para cuando les estudio a ellos. Es una afición surgida a raíz de la lectura de las memorias del ingeniero de sonido Geoff Emerick y sus indicaciones sobre los sonidos ocultos de las grabaciones en vinilo.

El caso es que este Domingo tocaba el Disco Blanco, lo que me ha llevado a reflexionar una vez más sobre el viaje a la India y sobre el papel de George Harrison en el grupo. Es mientras su estancia en este país que sale al mercado el sencillo Lady Madonna, en cuya cara B se encontraba “The Inner Light”, la primera aparición de George en este formato.  Como nos recuerda Swann el punto de partida de esta composición es un verso del poema Tao Te Ching según aparece traducido al inglés en Lamps of Fire, un libro publicado en 1958 por Joan Mascaró, profesor de sánscrito de la Universidad de Cambridge, nacido en Mallorca. Otra spanish connection.

Por aquel entonces, habiendo desaparecido la presión de las actuaciones en directo, George dedica más tiempo y energías a la composición. Así, a la vuelta de la India, los cuatro Beatles se reúnen en casa de George en Esher y graban versiones acústicas de canciones compuestas en Rishikesh. Son las conocidas como cintas Esher.

Harrison presenta a sus compañeros While my guitar gently weeps, Piggies, Not Guilty, Circles y Sour Milk Sea. En fin, luego llegaron algunos otros trabajos para el Disco Blanco, pero ya sabemos la suerte que corrieron algunos de estos temas: Una mejorada Not Guilty aparece en su álbum “George Harrison” en 1979, una década larga más tarde. Sour Milk Sea acabó siendo un regalo para Jackie Lomax, amigo de los tiempos de Liverpool que la graba en Junio de 1968. Circles no ve la luz hasta el álbum de GeorgeGone Troppo” de 1982.

Hubo otras canciones rechazadas de Lennon y McCartney como Jubilee (después Junk) o Child of Nature (después Jealous Guy) pero el prurito de George, lógicamente, colisionaba con frustración, una y otra vez, con el mismo muro. Imagínense por un momento un álbum con todos los temas citados de George, a los que habría que añadir, Long, Long, Long y Savoy Truffle: El Disco Blanco de Harrison,…menuda joya.


¿Y George Harrison..?

6 comentarios:

  1. Dejaré de expresar mi sorpresa ante las "confluencias". Es un hecho ya tan sorprendente que deja de sorprender...

    Jugaba desde hace un par de semanas a imaginar el disco de los Beatles posterior a "Let it be". A tal efecto tengo en el ipod una lista de reproducción con "All things must pass", "Plastic Ono Band" y "McCartney" (me tienta resolver la injusticia con Ringo; ya veremos). Y esta mañana, todavía en la cama, he entrado a matar con la selección.

    Lo primero que he visto, claro, es que el disco tenía que ser doble. Y lo siguiente, que de las 28 canciones que me salen, más de la mitad son de Harrison.

    ... Inversión de papeles o emergencia del genio reprimido sobre la que ambos hemos fantaseado a la misma hora del mismo día, horas arriba o abajo, con sendos inexistentes "discos dobles".

    ¿Sorpresa? No. Hecho a explorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas cosas son alucinantes. A veces tengo la sensación que un ente superior trata de decirnos algo con estas cosas.

      Eliminar
  2. Me gusta esta entrada. Siempre me pongo del lado de los débiles: en este caso, George. Solo una pequeña corrección: a cualquiera se le desliza un error, pero es que el de Jealous gay, tiene gracia. Solo hay que cambiar la "a" de gay por una "u". Así dirá lo que tiene que decir y lo que has dicho. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido. Gracias por el aviso porque la verdad no me gusta dejar esos detalles fallidos. Supongo que es el efecto freudiano de rememorar aquella entrevista en la que Lennon decía que Yoko le gustaba "porque le recordaba a un chico"

      Eliminar
  3. Al conocer la cultura hindu, george comienza a componer con mayor regularidad y en ese periodo esta influencia provoca que lideree a el grupo guiandolos a explorar terreno desconocido. Siempre que tengo la oportunidad resalto que GHarrrison tenian un buen oido musical y por algo tenia guitarras como la rickenbacker de 12 cuerdas y la citara que para afinarlas nada facil. Con el album blanco rompe la costumbre de tocar canciones al estilo mccartney o al estilo lennon; el propone sus canciones a los tres y cada uno le da su sentimiento, esto es cuando paul componia una cancion todos tenian que tocar su instrumento a como el sugiriera entonces sus canciones son mas estilo maccartney por igual lennon, pero George ofrecia sus canciones y cada uno aportaba su estilo de ahí que sus canciones son maravillosas pues no es el estilo de maca ni lennon ni george sino ¡son los beatles¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa onda hemos sostenido aquí alguna vez que George era el más beatle de los cuatro. Esto creo que debería desarrollarlo un día más a fondo.

      Eliminar