lunes, 9 de diciembre de 2013

Free as a bird: Lennon in memoriam

Una de las canciones que llegaría a estar entre mis favoritas de los Beatles la compuso John Lennon en su apartamento del Dakota en torno a 1977.
Este milagro, no solo técnico, fue posible cuando, en el marco del proyecto Anthology, Paul le pidió a Yoko Ono material inédito de John Lennon. Yoko le entregó una cassette con varias canciones entre las que se encontraba Free as a Bird.

Y digo que el milagro fue no solo técnico toda vez que, a priori, no parecía una empresa precisamente  fácil el hecho de que Paul, George y Ringo completarán juntos el esbozo que dejó Lennon. De hecho, y cruzando testimonios varios, los tres compartieron el temor de que aquello podría haber terminado sin ningún resultado en apenas el primer encuentro. Supongo que todos cedieron en algún momento. De hecho, a la hora de transigir, tengo la hipótesis de que fue Paul, siempre tan directivoquien hizo un mayor esfuerzo en virtud de cierta autoridad moral que atesoraba George después del ninguneo que soportó en la era beatle. La bronca por el punteo de Let it Be era, por poner un ejemplo conocido por todos, un guión imposible en este proyecto.
  
La primera dilación fue provocada por Ringo, que retrasó la primera sesión de grabación porque estaba esquiando. Pero aquí se acabaron los problemas con Ringo Starr que grabó su pista de batería y dejó la canción totalmente en manos de los otros Beatles. Para la producción, George “impuso” (probablemente sin comillas) a Jeff Lynne, con quien ya había hecho varios trabajos, además del proyecto Traveling Wilburys. Esto implicó generar una cierta tensión inicial sobre el procedimiento para tomar decisiones. En todo caso, si esto supuso un problema para Paul, debió cambiar pronto de opinión sobre las competencias de Lynne ya que algún tiempo después contó con él para producir su álbum Flaming Pie.

Una vez iniciadas las sesiones, otra de las reticencias de Paul era la maravillosa guitarra slide que graba George para la canción.  Lleva la indeleble “firma” de Harrison, y Paul temía que la canción acabara sonando a “My Sweet Lord”. Claro que, por otra parte, la estrofa que canta Paul es inequívocamente “McCartney”, así que al final todo el mundo estuvo contento con la suma de las partes. El puzzle que salió a la venta en diciembre de 1995, no es una canción con las sinergias Lennon/McCartney de otro tiempo pero, a pesar de todo, acabó sonando a los Beatles. Al menos era, por fin, algo "nuevo" (aunque lleve comillas) del mejor grupo del mundo.


Donde quiera que estés, gracias John por no borrar aquella cinta. 


Paul, Ringo y George con Jeff Lynne

19 comentarios:

  1. Siempre me ha parecido admirable ese "monstruo del Dr. Frankestein". Se le ven las costuras, pero anda y hace cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las increíbles posibilidades de la grabación digital. Qué lejos queda ya aquella mesa de tan solo dos pistas de sus primeros álbumes.

      Eliminar
  2. Desde su publicación siempre me imaginé a McCartney y Harrison mirándose de medio lado, sospechando el uno del otro mientras trataban de sacar adelante esta canción, y a Ringo diciendo con fastidio para sus adentros: "otra vez la misma película". Aún así creo que no me hubiese importado que hiciesen algo más juntos, aparte de lo ya conocido en la antología.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque el profesor de literatura nos diga que es una construcción de sintaxis errática,...eso hubiera sido bastante maravilloso.

      Eliminar
    2. ¡Vaya fama de puntilloso que me he ganado!

      Eliminar
    3. Como debe ser un buen profesor de literatura.

      Eliminar
  3. ...y el caso es que a mi siempre me ha sonado inequívocamente a Lennon, como no podía ser de otra manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si claro. Pero, no se, al Lennon del Disco Blanco. Ese álbum que, en realidad, se llama THE BEATLES.

      Eliminar
  4. Excelente entrada César, muy interesante...como todas!
    A mi siempre me gustó más "Real Love", mejor producida y en mi opinión más completa desde el punto de vista melódico. Sin embargo, a "Free as a bird" no le puedo negar la emoción de ser la primera canción nueva de Beatles en 25 años. Fue una grandísima sorpresa.
    Por cierto, ¿alguien sabe por qué no publicaron ninguna con el Anthology 3? ¿Soy muy mal pensado si imagino que no podían soportarse más después de las dos anteriores? ¿o es que realmente no había más material de Lennon?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué quieres que te diga amigo Pablo, otro pedazo de joya Real Love. La verdad es que debo confesarte que se me saltan las lágrimas con ambas.

      Eliminar
    2. Y volviendo a tu pregunta, no se, quiero pensar que si hubieran dispuesto de más material de Lennon en condiciones, lo hubieran intentado

      Eliminar
  5. Hace tiempo que os sigo, me he leído todas las entradas antiguas del blog. Según cuentan, el tema para Anthology 3 era "Now and then", pero Harrison se opuso. Disponían de un buen arsenal de canciones inacabadas de Lennon (¿habéis escuchado las Dakota Tapes?) pero quizá fue mejor dejarlo así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo.
      En alguna ocasión he oído algo suelto en You tube pero el sonido es bastante sucio. De hecho la idea que yo tenía era que "Now and then" se rechazó precisamente por la suciedad del sonido. Pero vete a saber. Como dices quizá fue mejor dejarlo así.

      Eliminar
    2. Soy el anónimo, mi nombre es Xavi y soy de Barcelona. Sólo quería añadir que yo también recuerdo con emoción los Anthology. Yo estaba de luna de miel en Australia, y pude ver en directo por tv el estreno mundial de Free As A Bird... Qué paciencia la de mi mujer!

      Eliminar
    3. Eso debe ser universal Xavi. Al lado de un loco como nosotros con este grupo, siempre hay una gran y paciente mujer.

      Eliminar
    4. Hola Xavi. Uff, recuerdo perfectamente cuando se emitió "Free as a bird" a nivel mundial. Mismo día, misma hora. Era de madrugada y mi hermano y yo dejamos el vídeo programado. Nada más levantarnos, antes de desayunar para ir al colegio, vimos el vídeo. Momento grabado en mi cabeza para siempre!

      Eliminar
    5. Qué momentos!!,...parece una escena de aquellos maravillosos años.
      Un abrazo Aritz

      Eliminar
  6. Aunque yo viví de una manera emocionante la publicación del Free as bird en su momento, en mi subsconciente nunca he considerado este tema como algo "Beatle"... ¿ De verdad provocáis algún momento para escuchar este tema, en igualdad de condiciones que cualquiera de los temas publicados en la era Beatle?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso es que está condicionado por el soporte. Tengo un ipod con TODO el catálogo incluida los temas inéditos y cuando me pongo escuchar en orden azaroso me entrego a lo salga. Pero entiendo lo que dices. Es como aquello de que los que se buscan en el subconsciente, merecen el castigo de encontrarse.

      Eliminar