domingo, 26 de enero de 2014

Prisiones, azoteas y supermercados: Los conciertos de Enero

A lo largo de la biografía de cada uno (no a lo ancho) existen una serie de discos que dejan huella. Va más allá de la mera apreciación estética de los trabajos. Son álbumes que, por razones en ocasiones ocultas, se han aferrado a tu peripecia vital. Este tema da para varias entregas, y hoy citaré uno de esos discos heterobiográficos.

Se trata del concierto grabado en directo por Johnny Cash en la Prisión Estatal de Folsom (California, EE.UU). Una de las curiosidades de este álbum es que uno de sus temas “Greystone Chapel” fue escrito por uno de los internos de esta cárcel llamado Glen Sherley. El sacerdote de la prisión se lo hizo llega a Cash que lo incluyó sin titubeo alguno en el repertorio. Desde el punto de vista de un estudioso de los Beatles otra curiosidad es que este concierto en prisión (enero de 1968) fue casualmente un año antes que el concierto de la azotea de “ellos” (enero de 1969). Antes de pensar en la azotea, la prisión no fue una de las opciones sugeridas por los Beatles. Sí lo fue tocar en directo en un hospital, en un barco o frente a las pirámides de Egipto.

Finalmente, la imagen de los Beatles tocando en directo en la azotea, -hasta que la experiencia es clausurada por la Policía,- se convierte en icónica. Así, en enero del 2009, el magnate de la solidaridad, Bono, emula a los de Liverpool con su U2 ofreciendo un concierto sobre la azotea de la BBC. También en enero del 2009, Los Escarabajos fueron más explícitos al ofrecer una performance réplica del concierto de la azotea de Appel, pero en Sevilla…vas a comparar.


Los Escarabajos emulando a los Beatles



“No imites, …innova” debió ser el lema de nuestro grupo local Octopus´s Garden que, cómo no, en enero de este mismo año 2014 ofreció un concierto en un conocido supermercado de San Sebastián, justo enfrente de la sección de congelados...qué buenos.


Octopus´s Garden en su famoso concierto en el Supermercado




5 comentarios:

  1. Increibles, qué mejor sitio para dar un concierto que frente a la sección de congelados de tu super. Voy a mirar yo en el mío que a lo mejor me encuentro una sorpresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrambótico claro. Imagínate la situación de tener que mejorar el ángulo de visión porque delante hay una señora buscando los palitos de merluza. Marciano,.. pero muy divertido.

      Eliminar
    2. Es fantástico. Responde a una de mis sugestiones más queridas, que es la de encontrarme con la música donde y cuando menos me la espero.

      Eliminar
    3. Fuera bromas, está estudiado que la experiencia estética al escuchar una canción especial para nosotros es más intensa si la escuchamos "accidentalmente" (por casualidad en la radio) que si la escuchamos intencionadamente.

      Eliminar
    4. Es verdad, creo que uno de los mayores placeres se produce cuando una canción que nos gusta especialmente nos pilla desprevenidos, con la guardia baja, y es cuando se nos pone esa sonrisa tonta en la cara. Qué momento.

      Eliminar