jueves, 1 de mayo de 2014

Hora del recreo: Please Mr.Postman

La primera pregunta que me hice en la vida, hasta donde logra alcanzar mi memoria, fue,…si Goofy y Pluto son perros, ¿Por qué Goofy puede hablar y Pluto no?. Lo recordé de repente cuando, siglos después de aquel trascendental dilema, le oí a mi hija preguntarse cómo es posible que Bob Esponja vaya a una playa con arena y costa, si la historia transcurre en el fondo del mar. En realidad no tengo respuesta para ninguna de estas dos cuestiones, pero creo que la mayor parte de las veces lo importante es hacerse la pregunta adecuada en cada momento de la vida, sin dar nada por supuesto.

En relación a los Beatles una de las primeras dudas que me rondaron en la cabeza durante años,- muchos años antes de la aparición de Internet,- rezaba: ¿Qué fue primero, La Bamba o Twist and Shout?. No tenía la contundencia filosófica del “Ser o no ser”, ni la relevancia filogenética de “qué fue primero, el huevo o la gallina”. Pero fue en todo caso la inquietante cuestión que en aquel momento necesitaba resolver ya que, como es bien sabido, Twist & Shout y La Bamba son, en realidad, la misma canción.

Lo cierto es que la solución al dilema es inapelable. La Bamba es una canción anónima perteneciente al folclore mexicano, creada probablemente a finales del siglo XVII. Twist and Shout es un tema escrito en 1961 por Phil Medley y Bert Russell. Dilema resuelto.

Como quiera que calzo esta anécdota en cualquier sobremesa que se precie o a quien me la quiera escuchar, ya es absolutamente predecible la inmediata pregunta que con ceño fruncido siempre me replica mi indefinido interlocutor de turno: “Ah, pero Twist & Shout, ¿no es de los Beatles?. Pues no, no es de los Beatles. Pero considerando que la realidad es una percepción social, como si  fuera de los Beatles.

Algo parecido le ocurre al tema Please, Mr Postman del magnífico álbum “With the Beatles”, que tampoco es de los Beatles. Creo que no hay una canción en la historia que me lo haga pasar mejor que este bestial tema de Dobbin, Garrett, Garman y Brianbert de 1961.


Bueno sí. Sí hay algo más divertido que escuchar Mr. Postman. Y consiste en escuchar esta canción con una batería delante. Y pido perdón humildemente a mis amigos, Paco Segui Ferrandis, Hektor Martinez y la joven promesa, Swann´s boy….pero para mi, la batería, aún desde mi torpeza, es solo para jugar. Para jugar al quinto beatle.


                                                            Happiness is a warm drum (listening Please Mr. Postman)