martes, 29 de julio de 2014

Volver a empezar: Revolver los Beatles

Confieso que no he muerto. Este blog ya comparte con Paul McCartney la fallida leyenda de una muerte que jamás tuvo lugar. Tardé en darme cuenta, pero fue decisivo el encuentro casual con una persona que no conocía de nada en un concierto dedicado a grandes éxitos de los 60 en la casa de cultura de Loyola (San Sebastián). Se acercó a mi para confesarme, “soy un seguidor de tu blog”. Al otro lado solo imagino a mis primos PPK, Swann, Fer y tal. Pero para alimento de mi indisimulada vanidad, debe haber más por ahí. Hasta 39 si me fijo en la columna de la derecha. Así que, hola a todos de nuevo. Bienvenidos al concierto, gracias por estar ahí. Y yo, a la tecla.

Este bitácora se sustenta en la idea de que, -desde un punto de vista musical-, algo extraordinario ocurrió a partir de Revolver en la ya burbujeante trayectoria de los Beatles. Es una intuición que solo puedo sustentar en experiencias emocionales que trato de expresar torpemente con palabras. Pero esta evolución estética que he glosado sin prisas y con algunas pausas, debía tener una explicación teórica. La teoría musical, las técnicas de composición, los principios de la armonía son cuestiones de las que confieso un analfabetismo total. Solo sé, eso sí, que a partir de Revolver ocurrió algo increíble. Es una cuestión diferente a la ya tratada aquí en varios pasajes relacionada con las aptitudes de los fab four como instrumentistas. Nos estamos refiriendo a la evolución de los Beatles como creadores.

Después de toda una vida buscando respuestas, acabo de adquirir, por impagable recomendación de PPK, la obra que desentraña el misterio. Se trata de la tesis de Walter Everett titulada “Los Beatles como músicos”. La mala noticia es que no entiendo el 80% de lo que pone debido a una exigencia que el mismo autor advierte compasivamente: “Para seguir la mayor parte de la discusión teórica de este libro será esencial contar con dos años de estudios universitarios en teoría de la música, y algunos de los temas abarcados son incluso más especializados”. Esto implica que, en muchos casos, necesito varios días de estudio para entender algunos pasajes, y considerando que estamos hablando de un texto de más de 500 páginas, digamos que ya tengo plan para los próximos años. Para ilustrar de forma más precisa la dificultad a la que aludo citaré las líneas en las que estoy actualmente enfrascado sobre Across the Universe, que no son de las más intrincadas: “Nótese como la melodía flota sin peso, inocente y eterna, descendiendo durante tres compases y luego regresa hacia arriba  a una 7 no resolutiva en A+4 con el sol finalmente resolviendo hacia el fa# en B+7 y el do# hacia el re solo en la coda”.


En todo caso, Everett parte de la misma hipótesis aquí planteada: Revolver fue muy diferente a cualquier otro álbum de rock que lo haya precedido y marca la explosión como creadores de la mejor banda del mundo. Y yo creía que lo sabía todo,…pero no sé nada,…maldito libro.






8 comentarios:

  1. Si tú SOLO entiendes el 20% del libro...¿para qué coño me he comprado yo este libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida está llena de retos,...en todo caso las explicaciones menos técnicas; las relacionadas con el contexto en el que fueron compuestas las canciones, son interesantísimas.

      Eliminar
  2. Qué ternura provoca tu artículo. Gracias por el aviso, ja ja...un abrazo desde Almería.
    Adolfo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por hacerme el honor de atribuirme tu "regreso" ("Get back to where you once belonged..."). Fue una pena no poder charlar contigo algo más, pero no eran ni el lugar ni el momento adecuados. Otra vez será... Mientras tanto esperamos tus futuras entradas del blog. Un abrazo.
    Juanma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, como dice el anuncio "usted es más poderoso de lo que piensa".

      Eliminar
  4. Estoy en ello. Después de beberme el libro de Geoff
    Emerick "El sonido de los Beatles" en muy pocos días....he seguido tu recomendación y he comenzado ( no ha leer) a estudiar esta delicatessen. La voy a saborear como se merece, degustandola poco a poco. Gracias Cesar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Con tus conocimientos te resultará más asequible que para los profanos en teoría musical, como yo. Así que ánimo, es toda una tesis doctoral. En todo caso, estoy aprendiendo un montón.

      Eliminar