domingo, 21 de diciembre de 2014

Reyes Magos, Paul is dead y otras leyendas urbanas

En ocasiones las leyendas urbanas han dado lugar a descubrimientos colaterales bastante interesantes. Visitar la Catedral de Colonia es, en sí mismo, el premio a la curiosidad despertada por el relicario de los Tres Reyes Magos en el que, según la leyenda (urbana), se encuentran los huesos de estos enigmáticos y fascinantes personajes bíblicos. Se trata de un sarcófago impresionante por su tamaño y profusa decoración ubicado detrás del altar mayor de esta catedral alemana.
Nada que ver con la chica de la autopista o los cocodrilos en el alcantarillado de New York sin demasiado recorrido histórico-estético.

Otro ejemplo interesante es el supuesto fallecimiento de Paul McCartney en accidente de tráfico. Según la disparatada fuente a la que se acuda también se pueden encontrar versiones en las que Paul realmente no muere, pero debido a que el rostro le queda completamente desfigurado se recluye en su casa de Escocia mientras que un doble graba sus compromisos promocionales. Uno de los más “conocidos” sustitutos fue William Campbell al que John Lennon haría referencia en The continuing story of Bungalo Bill (diminutivo de William) en el estribillo, Hey, Bungalow Bill What did you kill, Bungalow Bill?. Los supuestos indicios encriptados que anunciaron la muerte de Paul son de sobra conocidos así que no los relataremos de nuevo en este espacio.

Pero creo que sí merece la pena recordar a otro de los supuestos dobles de Paul McCartney. Nos referimos a Terry Draper. Reclutado por su macarniana voz, fue el percusionista de la banda canadiense Klaatu, en activo desde finales de los setenta a principios de los ochenta. El sonido de esta formación estaba claramente influenciado por los Beatles. Este hecho unido a la nula información que se ofreció del grupo en el lanzamiento de su primer álbum hizo correr rápidamente el rumor de que se trataba de un proyecto de los propios Beatles bajo otra identidad. Pero esto es otra leyenda urbana. Quizás la canción más conocida de este grupo fue "Calling Occupants of Interplanetary Crafts",  gracias a la versión hecha por los Carpenters en 1977.

Estas cosas se me han ocurrido escuchando lo último de Paul McCartney, Hope for the future. Parece ser tan solo un recuerdo en ese holograma propio de las personas ya fallecidas, como Superman (Christopher  Reeve) cuando ve el mensaje de su padre (Marlon Brando). Y parece que Paul ya no existe en este tema que no es sino una recopilación de pequeños retales ya compuestos por el mismo “en vida”. Recursos armónicos ya usados antes en otros temas.


Sí, en ocasiones, veo muertos.


Paul is dead

4 comentarios:

  1. Es enternecedora y casi prometeica esa voluntad de seguir que tiene Paul. Voy a escribir algo acera de eso en los próximos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno. Intercambiaremos impresiones al respecto. Da juego el tema.

      Eliminar
  2. Sigo apendiendo contigo, César. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos aprendemos de todos, maestro. Es lo bueno que tiene esto.

      Eliminar