martes, 7 de abril de 2015

Cyntia, Ringo, Paul,…Cuando todo es prioritario, nada es prioritario

La mayor parte de los días la siempre rabiosa actualidad me brinda una idea para ser abordada en este blog. Lo malo es que siempre acabo pensando que ninguna de estas ideas tiene suficiente sustancia como para darle muchas vueltas.

Por ejemplo, sentí la muerte hace unos días de Cynthia Powell a la que, hace unos años, tuve la oportunidad de conocer personalmente en Almería. Estreché la mano que acarició las de John Lennon, de tal forma que atendiendo a la teoría de los seis grados de Frigyes Karinthy, - en virtud de la cual cualquier persona del planeta puede estar conectada a cualquier otra a través de una cadena de cinco conocidos,- me han sobrado cuatro grados para relacionarme con el genial compositor.

Y qué me dicen del nuevo tema de Ringo, Postcards from Paradise,…me gusta. Quizás porque tiene una cadencia armónica muy lennon. Qué buenos son los exbeatles cuando imitan a los Beatles. Pero no iba a hablar de su último disco, sino del último baterista que afirma que lo sustituyó en muchos temas de los Beatles, en 21 para ser exactos. Se trata de Bernard Pourdie, un extraordinario baterista de estudio que ha trabajado con artistas de la talla de Tom Jones, James Brown o los mismísimos Rolling Stones. Quiero decir con esto que Pourdie no necesitaría este tipo de publicidad para buscar notoriedad. Quizás lo debí incluir en las entradas sobre los baterías de los Beatles (1 y 2), o puede que se trate de otra leyenda urbana, como la cansina y recurrente muerte de Paul. No sé, me faltan datos.


Y hablando de Paul. Ahora resulta que Johnny Depp va a montar una banda con la que va a colaborar Paul McCartney. Entre otros temas, publicarán una versión de Come and Get It,  escrita por el propio Paul pero que hizo famosa Badfinger. Lo recordaba esta tarde mientras me afanaba en tocar You've got to hideyour love away con la armónica colgada al cuello y tocando la pandereta con el pie. Qué bien me hubiera venido una ayudita de Paul para sacar adelante esta canción en el salón de mi casa. Pero claro, no soy actor famoso, aunque toco mejor que Depp.


Autógrafo de Cynthia en mi ejemplar de la biografía beatle escrita por Hunter Davies


Depp con una guitarra vintage muy chula