sábado, 21 de mayo de 2016

Autoplagio, influencias y criptomnesia beatle (II)

En una entrada anterior titulada Autoplagio, influencias y criptomnesia, explicábamos como ante la vasta producción de Paul McCartney es difícil no inspirase en uno mismo, siquiera sea inconscientemente, a la hora de componer nuevos temas. Así, apuntábamos, que el corte de Chaos and Creation in the Backyard titulado Promise to your girl, en realidad tiene su origen en NineteenHundred and Eighty Five que cierra Band on the Run.

Cuando sobra talento para moldear melodías, paradójicamente puedes permitirte hacer y deshacer variaciones de los mismos temas….O jugar con nuestras expectativas, porque ni Bluebird es la segunda parte de Blackbird (tendríamos que esperar hasta Jenny Wren), ni, en el caso de Harrison, Here comes the moon nos recuerda a Here comes the sun.

John Lennon, por su parte, compuso premeditadamente la misma canción, pero con dos resultados diferentes en This Boy y Yes it is. Y también le salen dos canciones diferentes con la misma escala en It´s only love y Being for the Benefit of Mr. Kite. Pura magia.
También John, en ocasiones, puede regalarnos la misma música con distinta letra (Jealous Guy y Child of Nature) y Paul la misma letra con distinta música (las dos versiones de No more lonely nights del Give my regards to Broad Street).


Ahora estoy trabajando para el famoso canal "El Quinto Beatle" en un tema que me gusta mucho de Paul McCartney, Sombody who care de Tug of war. Me encanta, aunque hay que reconocer que Paul ya había mostrado el alma latina de esta canción en I Will....pero no me importa.